La Introducción de Muslim a su Sahih (i)

Dijo el Imam Muslim:

En nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso

¡Alabado sea Dios y el mejor final para los piadosos, y la paz sea con Muhammad, el Sello de los Profetas, y todos los profetas y mensajeros!

Habiendo dicho eso:

Tu -que Dios te bendiga y te facilite- mencionastes que te has interesado por conocer las narraciones transmitidas del Mensajero de Allah -saw- sobre los caminos de la religión, sus disposiciones, las recompensas y los castigos, las recomendaciones y disuasiones y mas cosas, todas con las cadenas de transmisión reconocidas por los sabios entre ellos.

Y querías -que Dios te guíe- tenerlas en un texto escrito y ordenado y me pedistes lo resumiera en un libro sin demasiada repetición, pues argumentastes que eso te distrae de tu objetivo, que no es sinó su comprensión y análisis.

Despues de reflexionar y ver la situación actual (decidí) que tendría consecuencias comendables y verdadera utilidad. Y cuando me pedistes que tomase yo responsabilidad de eso pense que si tuviese el animo para hacerlo y el destino quisiese que lo completase, sería yo el primero en sacar provecho antes que cualquier otra persona por razones que tardaría demasiado en explicar. 

Pero la razón principal es que la precisión y el perfeccionamiento de un poco de este tema es más facil que intentar afrontarlo en grandes cantidades, en particular para la gente normal que no puede distinguir al menos que otro le ayude a distinguir.

Y si esto es así como hemos descrito, la intención de conocer un poco de lo auténtico es mas provechoso para ellos que conocer mucho que es debil. Unicamente se espera algún provecho de buscar el incremento en este tema y la compilación de las repeticiones para los especialistas que son inteligentes y tienen conocimiento de sus causas y efectos, y entonces estos pueden sacar algún provecho del incremento en compilar.

Pero la gente normal que no son como los especialistas en inteligencia y conocimiento, no tiene sentido para ellos buscar una gran cantidad pues incluso una pequeña cantidad sería dificil para ellos.

El Imam Muslim empieza alabando a Dios y pidiendo bendiciones para el Profeta (saw). Luego explica porqué escribió su Sahih, contando que alguien le pidió que hiciese una colección de hadices del Profeta (saw). Nadie sabe quien es el que pidió a Muslim que hiciese esta compilación, pero un sabio contemporaneo, Muhammad al-Amin al-Harari (de Etiopía) sospecha que puede ser Ahmad b. Salama, alumno predilecto de Muslim y que ya citamos diciendo que había pasado quince años con Muslim mientras escribía su Sahih. Al-Harari basa su deducción en que al-Jatib al-Baghdadi dijo en su biografía de Ahmad b. Salama: “Acompaño a Muslim b. al-Hayyay en su viaje a Qutayba b. Sa’id y en su segundo viaje a Basora; escribió (los hadices) de los shuyuj que él seleccionaba y luego Muslim compiló para él lo auténtico (sahih) en su libro.” (Tarij Baghdad, V/302).

Las caracteristicas de la solicitud para esta compilación son las siguientes:

  1. Que el libro cubra amplios temas: fundamentos de la fe (religión), lo permitido y no permitido (disposiciones), la vida venidera (recompensas y castigos) y buen caracter y espiritualidad (recomendaciones y disuasiones).
  2. Que el libro tenga cadenas de transmisión reconocidas por los sabios del hadiz, que significa cadenas donde todos los narradores son famosos transmisores del hadiz. En otras palabras, las más auténticas cadenas de transmisión.
  3. Que el libro fuese resumido y bien ordenado sin mucha repetición.

Muslim decidió responder a esta petición porque veía en ello que él sería el primero en sacar provecho. Dos sabios contemporaneos, al-Harari y Tariq Iwad Allah de Cairo, dicen que el provecho para Muslim radica en que escribir ayuda al escritor a profundizar su conocimiento, y dijo al-Jatib al-Baghdadi, “Rompe el boligrafo de tomar notas y coge el boligrafo de escribir.” Yo creo, sin embargo, que Muslim se refería a la recompensa de Dios por la buena obra de escribir un libro que ayudaría a un gran numero de musulmanes normales, como en el hadiz en Muslim y otras colecciones que el Profeta (saw) dijo: “Si muere la persona para de acumular buenas acciones salvo tres cosas: caridad que continua, conocimiento que sigue siendo provechoso, o un hijo piadoso que rezar por el muerto.” Y Dios es quien mejor sabe.

A continuación Muslim divide la gente en dos grupos:

  1. La gente normal para quien lo más práctico es conocer un número limitado de hadices auténticos seleccionados por un especialista.
  2. Los especialistas que tienen inteligencia y conocimiento del hadiz y que son capaces de comparar entre narraciones, conocer a los narradores, analizar los textos y distinguir entre lo auténtico y lo falso.

Como se puede ver en esta división de los dos grupos, lo que Muslim definía como gente normal era todo aquel que no fuese un especialista en hadiz, aunque fuese un experto en teología, el Qur’an, fiqh, lengua y literatura. Además, cuando Muslim hablaba de estudiar pocos hadices utlizó los terminos dabt (precisión) e itqan (perfección), con lo cual queda claro que no estaba hablando de tener el libro en la estantería para leer de cuando en cuando, sino de conocer el texto bien y poder citar los hadices bien con su cadena de transmisión. O sea, Muslim escribió su Sahih para los intelectuales no-especialistas en hadiz, no para gente inculta.

Cuando Muslim escribió su Sahih, lo normal era empezar por aprender a leer y escribir y memorizar el Quran. A continuación, uno estudiaba temas más avanzados como filología, derecho, matemáticas y hadiz con los sabios de su ciudad, y finalmente, quien quería avanzar aún más en conocimiento viajaba para estudiar con los grandes maestros de la época.

Parte del problema, sin embargo, es que al no haber un sistema educativo universal, la calidad de educación variaba mucho, y esto se notaba en el hadiz en particular, por tres razones:

  1. En primer lugar, esto facilitaba la transmisión de hadices debiles y fabricados por narradores poco fiables, lo cual ha tenido efectos muy negativos que nos siguen afectando ahora.
  2. En segundo lugar, puesto que un alumno podía pasarse toda su vida sin oir hadices fundamentales simplemente porque en su ciudad el profesor nunca los había estudiado.
  3. En tercer lugar, la metodología de los sabios del hadiz estaba más enfocada en las cadenas de transmisión que en el significado de los textos, con lo cual la manera de estudiar los hadices solía no ser temática sino que ponían todos los hadices con cadenas parecidas juntas aún cuando los temas no estaban relacionadas. Esto significa que era muy dificil para un alumno que no fuese a hacerse especialista del hadiz coger una idea clara de los hadices más importantes en cada tema.

Así pues, la idea del Imam Muslim era matar a tres pajaros de un tiro: (i) hacer una colección que solamente incluyese hadices fidedignos, (ii) que tuviese todos los hadices que una persona normal pudiese necesitar en su vida, y (iii) que fuese ordenado y organizado de manera que la sabiduría del Profeta (saw) fuese asequible.

Y podemos decir que Dios le ayudó en su empresa y le colmó de bendiciones, pues Muslim completó su Sahih y ha sido, junto con la Muwatta’ de Malik y el Sahih de al-Bujari, el más famoso libro de hadiz de la historia.

Y Dios es quien mejor sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s