Los chiitas son raros, pero son nuestros hermanos (ii)

Sanaa, ciudad de el gran sabio de hadiz chiita Abdul Razzaq al-San'ani. Foto por McMay.

Hoy en día los sunnis y chiitas no se llevan muy bien. Busca paginas web de propaganda chiita contra los sunnis o viceversa, y encontrarás una comunidad virtual dinámica y que da poca importancia a conceptos tan extraños como la objetividad, la veracidad y el intento de reconciliación. Unos citan los textos de los otros, los chiitas niegan que esan citas sean veraces (aunque suelen serlo) y los sunnis explican que las interpretaciones chiiitas son tonterías (a veces tienen razón, a veces no).

¿Pero siempre fue así? ¿Siempre los sunnis y chiitas estaban tan radicalmente opuestos que no podían hablarse más que a traves de propaganda y mentiras? No puedo hablar del punto de vista chiita, pero desde el punto de vista sunni ha habido mucha tolerancia.

Abdul Razzaq al-San’ani

Muchos de nosotros hemos oido hablar del celebre sabio de hadiz, Abdul Razzaq al-San’ani. Este sabio de Sanaa en el Yemen tiene uno de los libros más importantes de narraciones, el Musannaf. La importancia de este libro, publicado en once tomos (doce si incluímos los índices), radica en que no solamente narra los dichos del Profeta (saw), sinó tambien los dichos de los Compañeros y los Sucesores. Ademas es alumno de grandes sabios como Malik b. Anas, Sufyan al-Zawri, Ibn al-Mubarak, al-Awza’i, Ibn ‘Uyayna, Ibn Yuray, ‘Ubayd Allah al-‘Umari, Fudayl b. ‘Iyad, Mu’tamir b. Sulayman, Ma’mar b. Rashid, e Ibn ‘Ayyash.

Entre sus alumnos están grandes sabios tambien, como Ahmad b. Hanbal, Ibn Rahuwayhi, Yahya b. Ma’in, Abu Jayzama, Waki’ b. al-Yarrah y es uno de los narradores fidedignos de los seis libros de hadiz – al-Bujari, Muslim, Abu Dawud, al-Tirmidhi, al-Nasa’i e Ibn Mayah.

Ahmad b. Salih preguntó al Imam Ahmad: “¿Has visto a alguien mejor en el hadiz que Abdul Razzaq?” Contesto: “No.”

Dijo Hisham b. Yusuf (contemporaneo yemení): “Abdul Razzaq es el que más sabía y el que más memorizaba de todos nosotros.”

Alguien preguntó a Ahmad b. Hanbal si prefería a Abdul Razzaq ó a Hisham b. Yusuf, y Ahmad prefirió a Abdul Razzaq. El alumno comentó: “Pero oí a Abdul Razzaq decir: Hisham b. Yusuf era el que escribía para nosotros en las clases de al-Zawri y luego mirabamos en su cuaderno y luego (al-Zawri) firmaba el cuaderno.” Ahmad respondió: “Es posible que alguíen esté mirando en el cuaderno de otro y sepa más de hadiz que él.” (Tarikh Dimisqh, Ibn Asakir, XXXVI/168)

Dijo Abu Zur’a: “Abdul Razzaq es uno de los que verdaderamente dominan el hadiz.”

Pero a pesar de ser un gran sabio del hadiz, considerado fidedigno por los grandes imames del hadiz, Abdul Razzaq era chiita.

Dijo al-Ijli en su libro de narradores fidedignos, al-Thiqat (II/93): Abdul Razzaq b. Humam, yemení, fidedigno, apodado Abu Bakr, chiita.”

En al-Tarikh al-kabir de Ibn Abi Jayzama (I/333) preguntó a Yahya b. Ma’in sobre ‘Ubayd Allah b. Musa que algunos sabios se habían negado a narrar de él por su chiismo. Yahya respondió: “¡Por Allah que no hay más dios que Él! Abdul Razzaq era cien veces más extremista (en su chiismo) que él. Oí cosas mucho peores de Abdul Razzaq que de ‘Ubayd Allah.”

El que los sabios musulmanes tuviesen a este chiita en gran estima queda sobradamente demostrado por la siguiente historia narrada por Ibn ‘Adi en al-Kamil (V/1948):

Abu Salih al-Darari había ido a Sanaa a estudiar con Abdul Razzaq cuando oyó un rumor que Ahmad b. Hanbal y Yahya b. Ma’in veían mal el narrar de Abdul Razzaq y quedó muy afligido pues pensó que el viaje había sido una perdida de tiempo y dinero. Pero haciendo el peregrinage en el camino de vuelta de Sanaa se encontró con Yahya b. Ma’in y le preguntó sobre el rumor. Yahya contestó: “Oh Abu Salih, aunque Abdul Razzaq abandonase el Islam no abandonaríamos su hadiz.”

Sin embargo, hay que reconocer que el chiismo de Abdul Razzaq era muy moderado comparado con el chiismo que se desarrollo más tarde. Y eso es porque en esa época lo que se llamaba chiismo era más que nada los que preferían a Ali sobre Uzman y acusaban a Mu’awiya traición. Pero estos otros dogmas como que la mayoría de los Compañeros dejaron de ser musulmanes tras la muerte del Profeta (saw), que Ali había escondido la mayoría del Qur’an, que los imames eran infalibles, etc… los que creían estos dogmas eran llamados rafida por sunnis y eran considerados muy extremistas.

Abdul Razzaq, sin embargo, no era tan extremista. Por ejemplo, en al-Ma’rifa wal-ta’rij de al-Fasawi (II/806):

Muhammad b. Abi al-Sari dijo: Abdul Razzaq narró de Ma’mar que dijo: Pregunté a al-Zuhri sobre Uzman y Ali, ¿cuál de ellos es mejor? y contesto: “La sangre, la sangre, Uzman es el mejor de los dos.”

Y dijo (Ma’mar): “Decía Abu Bakr y Umar y luego callaba.” Dijo Ibn Abi al-Sari: Le dije a Abdul Razzaq: “¿Cuál es tu opinión?” y se negó a contestarme. Y (Abdul Razzaq) dijo: “Sufyan al-Zawri solía decir Abu Bakr, Umar, Uzman, y luego callaba.”

Dijo Abdul Razzaq: Nos dijo Sufyan (al-Zawri): “Me gustaría pasar la noche con Abu ‘Urwa (Ma’mar).” Dijo (Abdul Razzaq): Le dijimos a Ma’mar: “¡Oh Abu ‘Urwa! Abu Abdullah (Sufyan al-Zawri) quiere pasar la noche contígo.” Dijo (Abdul Razzaq): Se quedaron solos y cuando fue mañana dijo: “¡Oh Abu ‘Urwa! ¿Cómo lo vistes?” Dijo: “Es un hombre de verdad salvo que es raro encontrar a alguien de Kufa que no sea así.” Como si quisiese decir el chiismo.

También es el narrador de la Sahifa (manuscrito) de Hammam b. Munabbih de Abu Hurayra, que posibleblemente sea el texto de hadiz más antiguo que se haya transmitido de manera integra. Esto claramente va en contra de la fantasía chiita de que Abu Hurayra era un mentiroso (habrá que hablar de esto en otro momento), aunque es posible que las polémicas chiitas contra Abu Hurayra no existiesen y sean una creación posterior.

Sin embargo, Abdul Razzaq narró hadices a favor de Ali y algun hadiz en contra de Mu’awiya que no se conocen más que a traves de él y los chiitas. Tambien se supone que cometió algunos errores en sus transmisiones, como un hadiz que predice el martirio de Umar. Pero, como resume Ibn ‘Adi (Kamil, V/1952):

Abdul Razzaq tiene libros y muchos hadices, y los imames y mas fidedignos musulmanes viajaron a él y estudiaron con él y no vieron ningún problema con sus hadices. Unicamente lo describieron como chiita y narró hadices sobre las virtudes (de Ali) que ningún narrador de confianza compartió con él, y esto es la peor acusación que hicieron contra él -que narró estas tradiciones y que narró los defectos de otros (Compañeros) que no he citado en este libro mío.

‘Ubayd Allah b. Musa

Traducción integra de su biografía en Siyar A’lam al-Nubala’ de al-Dhahabi (IX/553-7):

‘Ubayd Allah b. Musa b. Abi ‘l-Mukhtar Badham, el imam, el memorizador (de hadiz), el asceta, Abu Muhammad al-‘Absi por wala’ (ligado a la tribu de los ‘Absi por conversión), de Kufa.

Fue el primero en Kufa en escribir un libro de hadiz organizando los hadices según el Compañero que los narró  (musnad), mientras que el primero en escribir un libro de hadiz organizando los hadices según el Compañero que los narró  (musnad) en Basora fue Abu Dawud al-Tiyalisi, según dice al-Khalili en su Irshad.

Nació aproximadamente en el año 120.

Estudió con Hisham b. ‘Urwa, Sulayman al-A’mash, Isma’il b. Abi Khalid, Ma’ruf b. Kharbudh, Zakariya b. Abi Za’ida, Sa’d b. Aws al-‘Absi, Salama b. Nubayt, Hanzala b. Abi Sufyan, Talha b. ‘Amr al-Hadrami, Talha b. Yahya al-Taymi, ‘Ubayd Allah b. Abi Ziyad al-Qaddah, Uthman b. al-Aswad, ‘Isa b. Abi ‘Isa al-Hannat, Kaysan Abu ‘Amr al-Qassar, Mus’ab b. Sulaym, Abu Idam al-Muharibi, Musa b. ‘Ubayda, Ibn Jurayj, al-Awza’i, Mis’ar, Shu’ba, Sufyan, Shayban, Isra’il, al-Hasan b. Hayy y muchos otros.

Era de los memorizadores del hadiz y recitadores del Quran. Leyó (el Quran) con Hamza al-Zayyat, ‘Isa b. ‘Umar al-Hamdani y ‘Ali b. Salih b. Hayy. Y se hizo profesor de recitación y narrar hadiz.

Enseñó recitación a Ahmad b. Jubayr al-Antaki, Ayub b. ‘Ali al-Abzari, Muhammad b. ‘Abdul Rahman, Abu Hamdun al-Tayyib, Muhammad b. ‘Ali b. ‘Affan y más.

Narró de él Ahmad, pero poco pues no le gustaba su herejía, Ishaq, Ibn Ma’in, Muhammad b. Abdullah b. Numayr, ‘Abd b. Humayd, ‘Ali b. Muhammad al-Tanafisi, Hajjaj b. al-Sha’ir, Mahmud b. Ghaylan, Muhammad b. Yahya, Muhammad b. ‘Awf al-Ta’i, Abdullah b. Abdul Rahman al-Darimi, Muhammad b. ‘Uthman b. Karama, Abu Hatim, Abu Bakr al-Saghani, Muhammad b. Sulayman al-Baghandi, ‘Abbas al-Dawri, Ahmad b. Hazim al-Ghifari, Ahmad b. Abdullah al-‘Ijli, al-Harith b. Abi Usama y muchos otros.

Narró de él al-Bukhari en su Sahih y Ya’qub al-Fasawi en su Mashikha.

Lo caracterizó Ibn Ma’in como fidedigno y sus hadices están en los seis libros (al-Bukhari, Muslim, Abu Dawud, al-Tirmidhi, al-Nasa’i e Ibn Majah).

Dijo Abu Hatim: De confianza, veraz, sus hadices son buenos. Dijo: Abu Nu’aym es más competente que él, pero ‘Ubayd Allah es el más fidedigno narrando de Isra’il ya que Isra’il solía ir a él para leer Quran con él.

Dijo Ahmad b. ‘Abdullah al-‘Ijli: Fidedigno, era un lider del Qur’an, sabio en ese tema. No le ví levantar la cabeza y nunca se le vió reir.

Narró Abu ‘Ubayd al-Ajurri que Abu Dawud dijo: Era un chiito consumido pero está permitido narrar de él.

Digo (al-Dhahabi es quien dice): Era una persona de adoración nocturna. Pasó mucho tiempo con Hamza y desarrolló con él su caracter, salvo en el chiismo desastroso que cogió de la gente de su ciudad ahogada en la innovación.

Dijo Ahmad b. Hanbal: Narraba hadices malos. Sacó esos (libros) malditos (en referencia a los libros chiitas) y los narró.

Dijo Abu Hatim: Oí de él en el año 213.

Dijo Ibn Sa’d: Murió en Dhi al-Qa’ida del año (doscientos) trece. Khalifa, al-Bukhari y otros concuerdan en esto. Y también se dice que murió en Shawwal del mismo año. Y dijo al-Fasawi: (doscientos) catorce.

Me narraron Abdul Rahman b. Muhammad y Yahya b. Abi Mansur. Dijeron: Nos informó ‘Umar b. Muhammad: Nos informó Hibat Allah b. al-Husayn: nos informó Muhammad b. Muhammad: nos informó Abu Bakr al-Shafi’i: nos narró Muhammad b. Sulayman al-Wasiti: nos narró ‘Ubayd Allah b. Musa: nos narró Malik b. Maghul de ‘Awn b. Abi Juhayfa de su padre que Alí (ra) dijo: “El mejor de nosotros despues de nuestro Profeta son Abu Bakr y ‘Umar, que Dios esté contento con ellos.”

El que ‘Ubayd Allah narrase algo así demuestra que él daba precedencia a los dos primeros califas (al-shaykhayn), pero hablaba mal de los que disputaron con ‘Ali.

Dijo Ibn Mandah: Ahmad b. Hanbal indicaba a la gente que estudiase con ‘Ubayd Allah aún cuando era conocido por su chiismo extremista (rafd). Y (‘Ubayd Allah) no permitía personas llamadas Mu’awiya entrase en su casa. Se dice que una vez entro Mu’awiya b. Salih al-Ash’ari y le dijo: “¿Cuál es tu nombre?” Dijo: “Mu’awiya.” Dijo: “Por Dios que no te narraré a tí ni a un grupo en el que tu estes presente.”

Fin de traducción.

He aquí un chiita tan extremista que no está dispuesto a narrar a gente que se llama Mu’awiya, sin embargo sus hadices están en los seis libros. Incluso Ahmad b. Hanbal, a pesar de que es bastante crítico con ‘Ubayd Allah por su chiismo, mandaba a gente a estudiar con él.

‘Abdul Rahman b. Salih al-Azdi al-‘Ataki

Traducción casi integra (he borrado las cadenas de transmisión) de su biografía de Tarikh Baghdad (XI/543-5) de al-Khatib al-Baghdadi:

Abdul Rahman b. Salih Abu Muhammad al-Azdi.

De Kufa pero vivió en Baghdad al lado de Ali b. al-Ja’d. Narró hadiz de Ali b. Mushir, Sharik b. Abdullah, Usama b. Zayd b. al-Hakam al-Kalbi, Ali b. ‘Abis, Ja’far b. Sa’d al-Kahili, Abu Bakr b. ‘Ayyash, Yahya b. Zakariya b. Abi Za’ida, Hushaym b. Bashir y Abu Usama.

Narraron de él ‘Abbas al-Dawri, Abu Qilaba al-Raqashi, Abdullah b. Ahmad al-Dawraqi, Abu Bakr b. Abi al-Dunya, Ahmad b. al-Hasan b. Abdul Jabbar al-Sufi, ‘Umar b. Ayyub al-Saqati, Abdullah b. Muhammad al-Baghawi y otros.

Dijo ‘Abbas al-Dawri: Nos narró Abdul Rahman b. Salih y era chiita.

Dijo Muhammad b. Musa: Ví a Yahya b. Ma’in sentado en el vestíbulo de Abdul Rahman b. Salih más de una vez, sacando trozos de papel para escribir de él en ellos.

Dijo Khalaf b. Salim a Yahya b. Ma’in: “¿Vas a Abdul Rahman b. Salih?” Dijo: “No seas raro -¡que Dios no te bendiga! Tiene setenta hadizes que no he oído de otro.” (creo que hay algo aquí que no entendí bien pero no sé qué).

Dijo Abu Ali al-Husayn b. Fahm: Ví a Yahya b. Ma’in, Hubaysh b. Mubashir e Ibn al-Rumi sentados ante Abdul Rahman b. Salih.

Dijo Yahya b. Ma’in: Os vendrá un hombre de Kufa llamado Abdul Rahman b. Salih. Es de confianza, honesto, chiita. Prefiere caer del cielo que mentir sobre media palabra.

Dijo Ahmad b. Muhammad b. al-Qasim b. Muhirz: Pregunté a Yahya b. Ma’in sobre Abdul Rahman b. Salih y dijo: “No hay problema con él.”

Dijo Ya’qub b. Yusuf al-Mutawwi’i: Abdul Rahman b. Salih al-Azdi era rafidi (chiita extremista). Solía visitar a Ahmad b. Hanbal, quien le acercaba y cuidaba de él. Entonces alguien le dijo: “¡Oh Abu Abdullah! Abdul Rahman b. Salih es rafidi (chiita extremista).” Dijo (Ahmad): “¡Que Dios sea glorificado! Un hombre que ama a gente de la familia del Profeta (saw), ¿le vamos a decir que no los ame? Es de confianza.”

Dijo Abu ‘l-Qasim al-Baghawi: Oí a Abdul Rahman b. Salih al-Azdi decir: Los mejores o más superiores de está Umma despues de su Profeta son Abu Bakr y Umar.

Dijo Abu ‘Ubayd Muhammad b. ‘Ali al-Ajurri: Pregunté a Abu Dawud sobre Abdul Rahman b. Salih y dijo: “No veo que se pueda narrar sobre él. Inventó un libro calumniando a los Compañeros del Mensajero de Dios (saw).” Otra vez dijo: “Era un hombre malo.”

Dijo Ali b. Muhammad al-Marwazi: Le pregunté a Salih b. Muhammad sobre Abdul Rahman b. Salih al-Azdi y dijo: “Honesto.”

Dijo Abdul Mu’min b. Khalaf al-Nasafi: Pregunté a Abu Ali Salih b. Muhammad sobre Abdul Rahman b. Salih y dijo: “De Kufa, piadoso, aunque hablaba mal de Uthman.”

Dijo Musa b. Harun: “Abdul Rahman b. Salih era de confianza en hadiz y narraba calumnias sobre las esposas del Mensajero de Dios (saw) y sus Compañeros.”

Dijo Abdullah b. Muhammad al-Baghawi: Murió Abdul Rahman b. Salih al-Azdi en el año (doscientos) treinta y cinco en Dhi ‘l-Hujja.

Dijo Muhammad b. Ishaq al-Sarraj: “Abdul Rahman b. Salih apodado  Abu Muhammad, de Kufa. Murió a finales de Dhi ‘l-Hijja en el año 235.

Aquí tenemos a tres sabios chiitas que eran aceptados por los grandes imames de los sunnis. Imam Ahmad, el más teológico de los cuatro imames, aceptó a estos tres chiitas como hermanos en Islam y como profesores, aunque nunca dejó de criticar sus ideas chiitas.

Al mismo tiempo, lo que se ve aquí es que la opinión chiita dominante a mediados del tercer siglo de la hijra aceptaba la legitimidad de los califatos de Abu Bakr y Umar, aceptaba a los Compañeros en general como fidedignos, (aunque citase narraciones en contra de Mu’awiya, ‘Amr b. al-‘As, Aisha y algunos otros Compañeros en particular). No hay nada que indique que exista una teoría sobre la incredulidad de los Compañeros en general o la falsificación del Quran que aparece en textos chiitas más tardíos.

En conclusión, que deberíamos de seguir el ejemplo de nuestros imames y aceptar a los chiitas como nuestros hermanos, pero sin dejar de criticar lo que nosotros vemos como problemas teológicos. Eso si, solamente podemos hacer críticas basadas en conocimiento (no basados en panfletos anti-chiitas que ni siquiera intentan aparentar objetividad) y con buenos modales, como sabemos a traves de numerosos textos del Quran y la Sunna.

Y Dios es quien mejor sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s