La falta de integridad intelectual y las bases de dialogo: la definición de Najd

Lo que los geografos y sabios musulmanes consideraban Najd.
Las fronteras de Najd segun los geografos y sabios musulmanes.

A los musulmanes nos gusta mucho debatir sobre temas religiosos. Amamos mucho nuestra religión y queremos defender nuestra forma de entender el Islam porque nos es importante. Sin embargo, si queremos hablar sobre nuestras diferencias, tenemos que hacerlo en serio, con intención de buscar la verdad, intentando ser objetivos y sinceros. Sin embargo, lo que suele pasar es que solemos argumentar basándonos en polémicas. Y las polémicas por naturaleza no intentan buscar la verdad sino simplemente desacreditar al contrincante.

En estos días he vuelto a oír una polémica que es tan ridícula que me haría reír, si no es porque hay muchos musulmanes que se toman estos chistes en serio. El caso en concreto es la acusación de que los ‘Wahhabíes’ son los Khawarij que han sido predichos por el Profeta (saw).

Ahora, hay muchas polémicas de este tipo. Sin embargo no se pueden tratar a todas juntas puesto que entonces habría que escribir múltiples libros de varios tomos. También quiero dejar claro que los ‘Wahhabíes’ son tan culpables como sus oponentes de hacer acusaciones que son pura polémica y que no se basan en un estudio serio del tema. Pero este caso es el que se encuentra ante mí, y por eso quiero tratarlo.

Estoy tomando la polémica de aquí (en inglés) y creo que quedará clara la falta de integridad intelectual de esta polémica.

Esta polémica empieza explicando cuales son las fronteras de Najd. Nuestro polemicista nos dice que la frontera occidental de Najd con Hijaz era donde las sierras y los lechos de lava declinan hacia el este. La frontera oriental era en las dunas rojas conocidas como el Desierto de al-Dahna. La frontera sur eran las dunas conocidas como Rub‘ al-Khalil. Y la frontera norte era… espera…, ¿no hay frontera norte? Pues no, parece ser que Najd no tenía frontera al norte, o que por lo menos era una frontera de tan poca importancia que no merecía la pena mencionarlo. Excepto que es una parte fundamental de su argumento.

Esta definición de las fronteras de Najd está copiado directamente de un artículo de Wikipedia, pero nuestro polemicista se olvidó de citar la definición de las fronteras norteñas de Najd. Aquí esta lo que dice el artículo de Wikipedia sobre la frontera norte (versión integrá):

Los límites del norte de Najd han fluctuado mucho a través de la historia y han recibido mucha menos atención de los geógrafos medievales. En los primeros siglos del islam,  se consideraba que Najd  se extiende hacia el norte hasta el río Eufrates, o más específicamente, la “Muralla de Cosroes”, construido por el Imperio Persa como una barrera entre Arabia e Iraq inmediatamente antes de la llegada del Islam. El uso moderno del término abarca la región de Al-Yamama, la cual no se ha considerado siempre parte de Najd históricamente.

Esto es, efectivamente, lo que encontramos en los libros medievales de geografía, donde no hay una definición clara de la frontera entre Najd e Iraq. Yaqut al-Hamawi dice en su famoso Mu‘jam al-buldan (V/262):

Dijo (al-Asma‘i): Oí a al-Bahili decir: Todo lo que está detrás de la muralla que construyó Cosroes –que ya se mencionado en su sitio- es Najd hasta que empiezas a descender hacia al-Hurra, y si empiezas a descender estas en Hijaz.

Esta muralla de Cosroes (conocida también como la muralla de Mada’in o la muralla de Sabur) está “a las afueras de Kufa (barriyat al-Kufa), la construyó Sabur entre él y los árabes por temor a su mal.” (Yaqut, II/392).

Al-Istakhari dijo más o menos lo mismo en al-Masalik wal-Mamalik (p.14):

El Najd de Hijaz tiene frontera con Bahrain, la zona rural (badiya) de Iraq, la zona rural de al-Jazeera, la zona rural de Sham (Syria), y el Yemen incluyendo Tihama.

Una vez que sabemos esto, se ve que Najd es mucho más grande de lo que nos dijo nuestro polemicista, como se puede apreciar en el mapa. ¿Porqué nuestro autor ignoró esta parte del artículo en su mapa? Porque si cita esto, su polémica no es tan convincente. Y ahora veremos por qué.

Este hadiz viene dentro del contexto de varios hadices que hablan de que la fitna viene de oriente, como nuestro polemicista hábilmente cita:

Hadiz

En Sahih al-Bukhari, en el Libro de los Fitan (calamidades), Capítulo del dicho del Profeta (saw):

Las calamidades vienen del Este (último hadiz del capítulo, numero 7092), se narra de Nafi‘ de Ibn Umar que el Profeta (saw) dijo: “¡Oh Allah! ¡Bendícenos en nuestro Sham! ¡Oh Allah! ¡Bendícenos en nuestro Yemen!” Dijeron: “¡Oh Mensajero de Allah! ¿Y en nuestro Najd?” Dijo: “¡Oh Allah! ¡Bendícenos en nuestro Sham! ¡Oh Allah! ¡Bendícenos en nuestro Yemen!” Dijeron: “¡Oh Mensajero de Allah! ¿Y en nuestro Najd?” Dijo: “¡Oh Allah! ¡Bendícenos en nuestro Sham! ¡Oh Allah! ¡Bendícenos en nuestro Yemen!” Creo que en la tercera dijo: “De allí vendrán los terremotos y las calamidades; de allí sale el cuerno del diablo.”

Diferentes versiones del hadiz

En el mismo capítulo, al principio del capítulo: de Salim, de su padre Ibn Umar, que el Profeta (saw) estaba de pie al lado del minbar y dijo:

“La calamidad está aquí, la calamidad está aquí, de donde sale el cuerno del diablo.” El hadiz no dice que señalo hacia oriente, aunque eso es lo que se entiende.

En el mismo capítulo, el segundo hadiz del capítulo, de Nafi‘ de Ibn Umar que dijo oír al Mensajero de Allah (saw) cuando estaba de cara a oriente decir:

“En verdad, la calamidad está aquí, de donde sale el sol.”

En Sahih Muslim, en el Libro de los Fitan (calamidades) e Indicacionces de la Hora, capitulo La calamidad viene de oriente de donde sale el cuerno del diablo, de Ibn Umar que el Mensajero de Allah (saw) estaba de pie a la puerta de (su esposa) Hafsa e indicó con su dedo en dirección a oriente:

“La calamidad está aquí de donde sale el cuerno del diablo.” Lo dijo dos o tres veces.

El argumento de este polemicista es que los Wahhabíes son de Najd, que está al este de Madina, y entonces el hadiz se refiere a Muhammad b. Abdul Wahhab y sus seguidores.

Además, según este polemicista, “Todos tienen consenso basados en este hadiz de que un grupo va a salir de Najd.” Y esto está basado en una interpretación puramente geográfica de la palabra mashriq (oriente), sin intentar comprender como era utilizado por los árabes de esa época.

¿Como entienden estos hadices los sabios?

Veamos si el argumento de nuestro polemicista tiene sustancia:

Ibn Umar

En el Musnad del Imam Ahmad (X/390), con una cadena auténtica de Ibn Umar que dijo:

Ví al Mensajero de Allah (saw) indicando con su dedo en dirección a Iraq: “La calamidad está aquí, la calamidad está aquí” tres veces, “de donde sale el cuerno del diablo.”

Ibn Abbas

En el Musannaf de Abdul Razzaq (I/305) que una mujer de Kufa escribió a Ibn Abbas pidiéndole su opinión sobre si la mustahada tiene que ducharse para cada oración como decía Ali. Ibn Abbas respondió que sí, pero que podía combinar zuhr y asr, y maghrib e isha. La respuesta pareció dura a los alumnos de Ibn Abbas quienes dijeron “Kufa es una tierra fría y esto va a ser difícil para ella”, pero este respondió:

“Si Allah quiere, va a pasar por cosas mucho más difíciles.”

Alí todavía estaba vivo, con lo cual esto significa que fue antes de que empezasen los problemas entre los musulmanes, pero Ibn Abbas ya sospechaba que los problemas iban a ser en Iraq.

Salim b. Abdullah b. Umar

En Sahih Muslim, al final del capítulo citado por nuestro polemicista, Salim el hijo de Ibn Umar dijo:

“Oh gente de Iraq, no os pregunto sobre los pequeños pecados cuando cometéis los grandes pecados. Oí a mi padre Abdullah b. Umar decir: Oí al Mensajero de Allah (saw) decir: “La fitna viene de aquí”, e indicó con su mano hacia el este, “de donde sale el cuerno del diablo.” Y vosotros sois los que os matais los unos a los otros.”

Aquí está claro que Ibn Umar, el narrador del hadiz de oriente y de Najd, había explicado a su hijo Salim que el hadiz se refería hacia el este en general, e Iraq en particular.

Malik b. Anas, de Madina

En la Muwatta del Imam Malik, capítulo Lo que se narra sobre oriente, Malik empieza citando el hadiz de Ibn Umar que ya hemos leído muchas veces. Pero la siguiente narración explica donde Malik entendía que estaba oriente:

Malik: Me ha sido narrado que Umar b. al-Khattab quería ir a Iraq, pero Ka‘b al-Ahbar le dijo: No vayas a ella, oh ¡líder de los creyentes! Pues allí está nueve decimas de la magia, los malhechores de los diablos y la enfermedad de los deseos.

Así pues, Malik no creía que occidente se refería a Najd, sinó a Iraq. Y era de Madina.

Al-Khattabi, shafi‘i afgano

Dijo al-Khattabi (m.388H) en su comentario de Sahih al-Bukhari A‘lam al-sunan (II/1274):

Najd está en dirección de oriente, y para los que están en Madina, su Najd es la zona rural de Iraq y sus alrededores y es el este para su gente. Y la raíz de Najd es cualquier tierra alta, y es lo opuesto de ghawr, que es toda tierra baja. Tihama es toda ghawr y Makka es de Tihama. Las calamidades aparecen en oriente. De allí salen Yajuj y Majuj y el Dajjal en la mayoría de las narraciones.

Ibn Battal, Maliki andaluz

Ibn Battal (m.449H) de Cordoba dice en su comentario de al-Bukhari (X/44):

Dicen algunos: La gente del este por esa época no eran musulmanes y él (as) informó que la calamidad vendría de esa zona. Y efectivamente, la gran calamidad que fue la llave de la corrupción entre la gente fue el asesinato de Uthman (ra) y causa de las batallas de al-Jamal y Siffin, luego la aparición de los Khawarij en Najd, Iraq y más allá al este todavía. Y es bien sabido que las innovaciones empezaron en oriente, aunque muchos de los que lucharon en al-Jamal y Siffin eran de Sham (Syria) y Hijaz, pero la calamidad ocurrió en oriente, y fue causa de grandes divisiones entre los musulmanes, y la corrupción de muchas intenciones hasta el Día del Juicio. El Mensajero de Allah (saw) advirtió de ello y lo sabía antes de que ocurriese y eso es una señal de que era profeta.

Ibn Abdul Barr, Maliki andaluz

Dijo Ibn Abdul Barr (m.463H) el cordobes en al-Tamhid (XVII/12):

Así pues, él (saw) informó que las calamidades venían de oriente. Y así es, la mayoría de las calamidades vienen de oriente -allí empezaron y allí ocurrieron- como (las batallas del) camello y Siffin, el asesinato de Husayn, y más cosas que son demasiado numerosas para enumerar que ocurrió después de eso en Iraq y Khurasan hasta ahora. Y las calamidades han ocurrido en todos lados del mundo islámico, pero más que nada en oriente.

Abu Bakr b. al-‘Arabi, Maliki andaluz

Dijo el Qadi Abu Bakr (m.543H) en su comentario de la Muwatta, al-Qabas (III/1150-1):

De ahí vinieron las innovaciones, y de allí viajaron por todos lados. Por eso Malik llamada a Kufa la ciudad de la falsificacíon, pues el primero que falsificó allí los hadices fue al-Harith al-A‘war de Ali (ra) pero tambien muchos de los compañeros de Ali (ra). Y de lo que se le critica a Ali (ra) es que eligió a Iraq cuando tenía razón mientras que Mu‘awiya eligió Sham a pesar de estar en error. Y si Ali (ra) se hubiese quedado en el Haram de Allah y el Haram de Su Mensajero (saw), Allah le habría reunido sus asuntos dispersos por las bendiciones del lugar. Pero la voluntad de Allah siempre se cumple.

Qadi Iyad, Maliki magrebí

Dijo el Qadi Iyad (m.544H) en su comentario de Sahih Muslim al-Ikmal (I/296) explicando el hadiz “Salen los dos cuernos del diablo donde están Rabi‘a y Mudar”:

Lo que dijo de ellos “de donde sale el cuerno del diablo” y “la cabeza de la incredulidad es el este”, es una indicación a la gente de Najd, Rabi‘a y Mudar, pues eran testarudos con el Profeta y se negaron a responder a la verdad y a aceptar la invitación. Además concuerdan con la descripción de gente de caballos y camellos.

Pero esto viene en su contexto:

Ellos tienen ese orgullo que él describió cuya causa es dinero, y esa rudeza y dureza a causa de vivir como beduinos. Y (los criticó) porque prefieren trabajar por el dinero y buscarlo que aprender la religión de Allah exaltado.

O sea, el problema que tienen es que prefieren su dinero y sus rebaños a la religión. Pero la crítica que hacen estos polemicistas es que su pecado es preocuparse más por la religión que por las cosas mundanas.

Ibn al-Jawzi, hanbali iraquí

Dijo Ibn al-Jawzi (m.597H) en Kashf al-mushkil (II/493):

Dijo Abu Sulayman: Najd es la dirección de oriente, y para los que estaban en Madina, Najd era la zona rural de Iraq y sus alrededores.

Y dice (III/371) en referencia al hadiz de Muslim: “La cabeza de la incredulidad está en oriente”:

Y eso es porque de allí sale el Dajjal y Yajuj y Majuj, y porque la mayoría son extranjeros que no entienden.

al-Nawawi, shafi‘i sirio

En Sahih Muslim hay un hadiz que alaba a los yemeníes y termina diciendo: “Salen los dos cuernos del diablo donde están Rabi‘a y Mudar.” Al-Nawawi comenta:

El significado de esto es la particularidad de oriente en su dominación por el diablo y su propensidad a la incredulidad, como dijo en el otro hadiz “La cabeza de la incredulidad es oriente.” Y eso era en su época (saw) cuando dijo eso, y será otra vez cuando salga el Dajjal de oriente. Pero entre eso es el origen de grandes calamidades, como las bandadas de turcos brutales y poderosos.

Los turcos se refiere a los tartaros, que desde luego no eran de Najd.

Al-Iraqi, shafi‘i egipcio (pero de origen iraquí)

En referencia al hadiz de Muslim “La cabeza de la incredulidad está en oriente”, el gran sabio al-Iraqi (m.806H) dice en Tarh al-tathrib (VII/235-6):

Eso en su (saw) época era porque era el reino de los persas que eran un reino tiránico sin leyes divinas ni libro divino. Y cuando venga el Dajjal será de oriente, y también Yajuj y Majuj. Y también es el origen de las grandes calamidades en la religión con innovaciones, y en lo mundano con matanzas y derrame de sangre. Y si no hubiese habido más calamidad que los turcos cuando atacaron a los musulmanes, derramaron su sangre, acabaron con sus conocimientos y destruyeron sus ciudades habría sido suficiente.

Ibn Hajar, shafi‘i egipcio

Dijo Ibn Hajar en su comentario de Sahih al-Bukhari (XIII/46):

Dijo al-Khattabi: Najd está en dirección oeste, y para los que están en Madina, su Najd es la zona rural de Iraq y sus alrededores y es el este de Madina. Y la raíz de Najd es cualquier tierra alta, y es lo opuesto de ghawr, que es toda tierra baja. Tihama es toda ghawr y Makka es de Tihama. Fin de cita. Y con esto queda claro que al-Dawudi se equivocó cuando dijo que Najd es la dirección de Iraq, pues el creyó que Najd era un sitio particular, cuando no es así, sino que cualquier zona elevada en relación a lo que está a su alrededor es Najd.

Al-Ayni, hanafí egipcio

Al-Ayni cita a al-Khattabi y cita a la fuente de Ibn Battal y acepta ambas cosas.

Al-Munawi, shafi‘i egipcio

Dijo al-Munawi (m1031H) en al-Taysir sharh al-jami‘ al-saghir (II/25):

La mayoría de la incredulidad viene de oriente, y la mayoría de sus causas tienen su origen allí. La incredulidad aquí quiere decir rechazar las bendiciones de Allah. La mayoría de las calamidades del Islam vinieron de esa dirección, como la batalla del camello, la matanza de Husayn, Jamajim (donde al-Hajjaj aplastó una rebelión) y más cosas. Este es uno de los argumentos que usan los occidentales (del Magreb) para decir que occidente es mejor que oriente.

Al-Zurqani, malikí egipcio

Dijo al-Zurqani (m.1122H) en su comentario de la Muwatta (IV/610):

Unicamente indicó (saw) hacia oriente porque en esa época no eran musulmanes e informó que las calamidades vendrían de esa dirección y así fue. Hubo la batalla del camello, de Siffin, luego la aparición de al-Hajjaj en Najd y en Iraq y más allá todavía hacia oriente. Y esto es una señal de profecía.

Leyendo esto se ve que desde los tiempos de los Compañeros ya se veía a Iraq como el centro de los problemas, e incluso una versión del hadiz lo dice explícitamente. Así pues, podemos ver tres opiniones:

  1. Muchos comentaristas de hadiz interpretaron el hadiz que habla mal de Najd como queriendo decir que es la parte de Najd que esta en Iraq para coinciliar entre los hadices de Iraq, los hechos históricos de Iraq, y esta narración.
  2. Otros comentaristas han interpretado estos hadices como haciendo referencia al este en general, a veces incluyendo a Najd, pero más que nada entendiéndolo como Iraq.
  3. Solamente hay una excepción que cree que Najd tiene algo de malo en particular, que es Qadi Iyad.

Pero desde luego, esto demuestra claramente que el argumento de que hay consenso sobre una secta de Najd es una mentira pura y dura, y quien dice esto no ha leído lo que dicen los sabios de este hadiz.

Este argumento falso no es sorprendente, pues esta polémica no es un intento serio de buscar la verdad, sino de ir buscando por los libros a ver que se puede usar en contra de la gente de Najd. Por ejemplo, se argumenta que la tribu de Tamim era de Najd, y en algunos casos el Profeta (saw) dijo algo malo de alguno de ellos. ¿La conclusión polémica? Que Ibn Abdul Wahhab era de Najd, con lo cual era descendiente de esos Najdis que el Profeta (saw) criticó. Excepto que Abu Sa‘id al-Khudri, Khabbab, Ya‘la y más Compañeros también eran de Najd. ¿También tenemos que dudar de su Islam? Otros descendientes de la tribu de Tamim son grandes sabios y ascetas conocidos, como Rabi‘a b. Abdullah, ‘Amir b. Abd Qays, al-Ahnaf b. Qays, Ibrahim b. Adham, al-Fudayl b. Iyad, Yahya al-Qattan, Hannad b. al-Sari, al-Darimi, Abu Ya‘la, Ibn Hibban, Abu Bakr al-Abhari, Ibn Hadhdha’ al-Qurtubi, Ibn Abi Zayd al-Qayrawani, al-Maziri y más. Sabios del hadiz, ascetas, juristas (y en particular malikíes), ¿todos estos son objeto de sospecha por ser originarios de Najd?

No. Más bien hay que tener la actitud que tenía Ibn Abdul Barr (m.463H) en su Istidhkar (VIII/519-20), que defiende las virtudes de Iraq en relación a la historia de Umar en la Muwatta’ y explicó que estas cosas no se pueden tomar en plan simplón y polémico:

El virtuoso es virtuoso esté donde esté, y el corto de virtud queda corto esté en el país que esté, y no hay país que le arregle. Y eso es porque la tierra no santifica a la gente, sino que lo que santifica a la gente son sus buenas acciones. Así pues, el que quiere alabar a una tierra y criticar a otra necesita citar algo de aquel a cuya enseñanza hay que someterse (el Profeta saw). Y además no hay alabanza ni crítica a una región más que en el sentido de que la mayoría de la gente puede ser así, pero generalizar a todos no.

Así pues, aunque se pudiese demostrar claramente que el Profeta (saw) estaba hablando de la región de donde provino Muhammad b. Abdul Wahhab (cosa que la mayoría de los sabios no creen), eso no demostraría que el movimiento wahabí es el aludido en este hadiz. Porque en vez de citar a Muhammad b. Abdul Wahhab con los malos ejemplos de Najd, se le puede citar igualmente con los grandes ascetas Ibrahim b. Adham y Fudayl b. Iyad, o los sabios de hadiz como al-Qattan, al-Darimi, Ibn al-Hadhdha’ e Ibn Hibban, o los grandes juristas como Ibn Abi Zayd y al-Maziri.

 

¿Los Wahhabíes son tan extremistas?

El verdadero argumento de nuestro polemicista es que el hadiz de Najd tiene que referirse a los wahabíes porque él cree que los wahabíes son la mayor calamidad de la historia del Islam. Consecuentemente, pues, cita hadices sobre los Khawarij y argumenta que son igual de aplicables a los wahabíes. Esto ya de por si demuestra una falta de seriedad y una falta total de proporción histórica.

Miremos de que se acusa a los Wahhabíes:

Takfir y extremismo

Se les acusa de hacer takfir de los musulmanes en general y permitir su matanza, como si este fuese el primer caso de la historia del Islam. Pero veamos si hay precedentes.

Abu Muslim al-Khurasani, fundador del estado Abbasi

Dijo al-Ma’mun de él: Los reyes más magníficos son tres, los que cambiaron un estado completamente, y son Alejandro Magno, Azdashir y Abu Muslim. Al-Dhahabi lo describió como:

De los más grandes reyes del Islam, un hombre increíble cuya historia es extrañísima: un hombre que salió de Sham montado en un burro hasta que llegó a Khurasan, dominó Khurasan en nueve años, volvió con tropas cubriendo montañas y destruyo un estado para crear otro.

A pesar de eso, al-Dhahabi dijo: Abu Muslim era un derramador de sangre, incluso más que al-Hajjaj… Abu Muslim fue un desastre para los árabes de Khurasan, pues los masacró con el filo de su espada. (Ver Siyar, VI/48-)

O sea, el fundador del estado Abbasi que derrotó a los Omeyas era un derramador de sangre cuyas masacres de los emigrantes árabes en Khurasan son bien conocidas, e incluso mató a sabios piadosos. ¿En que sentido es mejor que los Wahhabíes?

Ibn Tumart, fundador de los Almohades

Al-Dhahabi lo describe así en Siyar:

El Shaykh, el Imam, el jurista, el sabio de principios legales, el asceta… Ibn Tumart el Bereber… el que se rebeló en el Magreb, el que dijo ser descendiente de Ali y Hasan, y que él era el imam infalible guíado… Viajó de Sous occidental a oriente, hizo el Hajj y estudió y aprendió partes del conocimiento; ordenaba el bien, prohibía el mal, tenía carácter fuerte, valiente, carismático y decía la verdad, trabajaba por tener reino, deseoso de liderazgo y fama… La gente se benefició de él y se guíaron por el en general, y conquistaron ciudades y destruyeron reinos. Estudió con al-Kaya al-Harasi, Abu Hamid al-Ghazali y Abu Bakr al-Turtushi… Escribió un texto teológico conocida como al-Murshida que tiene monoteísmo y cosas buenas con algunos errores, pero obligó a sus seguidores a seguirlo y los llamó muwahhidin (monoteístas), y acusaba a todo el que no le seguía de ser antropomorfista y permitió su matanza… No buscaba el placer ni el dinero ni relaciones sexuales ni otra cosa más que liderazgo hasta que se encontró con su Señor. Pero se involucró –por Allah- en masacres para conseguir el liderazgo.

O sea, este permitía matar a todos los que no seguían su texto teológico y cometió muchas masacres. ¿En que sentido es mejor que Ibn Abdul Wahhab?

Los Qaramita

Una secta del chiismo ismaili que rezaban al fuego, se negaban a hacer el Hajj, en 906EC masacraron a veinte mil peregrinos, en 920EC saquearon Makka y Madina, echaron cadáveres de peregrinos en la fuente de Zamzam y robaron la Piedra Negra.

Y hay otros muchos grupos más extremistas que los wahabíes, como los famosos Khawarij y bastantes ramas de los chiitas que hacen takfir de la mayoría de los Compañeros del Profeta y creen que todas las buenas obras de los sunnis normales son invalidas. Y entre los Brailwis indios hay quienes hacen a los ‘wahabíes’ parecer el colmo de la moderación, diciendo que quien se case con un(a) wahabi es un(a) fornicador(a), que no se puede hacer funerales por los wahabíes, que todos los wahabíes, ahl al-hadiz y deobandis son kafir, y que quien no tenga claro que son kafir es kafir por no hacer takfir de wahabíes, ahl al-hadiz y deobandis. O sea, en la India los únicos musulmanes que son musulmanes son ellos. Wow!

¿Ibn Abdul Wahhab de verdad hacía takfir de todos los musulmanes?

Pero todo esto se basa en la idea de que Ibn Abdul Wahhab hacía takfir de todos los musulmanes. Sin embargo, es importante hacer una distinción entre la propaganda otomana o sectaria contra los wahabíes y lo que en realidad pensaban los wahabíes. Por ejemplo, más de una vez se ha dicho que los wahabíes hacían takfir de la generalidad de los musulmanes por su actitud hacia la intercesión (tawassul) en las tumbas. Pero Ibn Abdul Wahhab dice (Fatawa, p.68-9):

El que algunos permitan tawassul por los piadosos o algunos dicen que solamente es para el Profeta (saw), o que la mayoría lo prohíbe y lo considera reprobable, esto es un tema de fiqh (derecho). Aunque para nosotros lo correcto es la opinión mayoritaria de que es reprobable, no rechazamos a quien lo hace pues no hay rechazo en temas de ijtihad. Pero lo que rechazamos es quien suplica a un ser creado como si fuese mejor que suplicar a Allah exaltado y busca la tumba para humillarse ante el mausoleo del Shaykh Abdul Qadir u otro, buscando allí que sus problemas se resuelvan, se curen sus penas y se le concedan sus deseos. ¿Cómo se puede comparar a este con quien suplica únicamente a Allah pero dice en su súplica “Te pido por Tu Profeta” o “Por los Mensajeros” o “Por tus esclavos piadosos” o va a una tumba conocida y suplica allí pero no reza más que a Allah con sinceridad en su religión? ¿Cómo se puede comparar este con lo que tenemos aquí?

Parece muy razonable. Desde luego no suena a takfir de todos los musulmanes -ni siquiera de los Brailwis takfiris… Y yo hasta ahora no he visto a los anti-wahabíes citar un escrito de Muhammad b. Abdul Wahhab donde hace takfir generalizado.

Matar a musulmanes

Aquí también hay que ver hasta que punto hay exageración. Pero aunque sea verdad, ¿esto es una desviación de la norma? Pensemos en los siguientes casos:

  • El asesinato de Uthman.
  • El asesinato de Ali.
  • El asesinato de Husayn.
  • El asesinato de Zayd, nieto de Husayn.
  • Todos los matados por al-Hajjaj b. Yusuf.
  • Todos los matados por Abu Muslim, que ya hemos mencionado.
  • La masacre Mongol de Baghdad en 1258EC.
  • Y mucho más casos.

Mirado a través de un prisma historíco, los ‘wahabíes’ son más bien menos sangrientos de lo normal, incluso si todo lo que les achacan sus contrincantes (y ellos niegan) es verdad.

Rebelarse contra un gobernador reconocido como legítimo

Otra vez, miremos casos de la historia:

  • La rebelión contra Uthman.
  • La rebelión de Mu‘awiya contra Ali.
  • La rebelión de Husayn contra Yazid.
  • La rebelión de Abdullah b. al-Zubayr contra los omeyas.
  • La rebelión de Zayd contra los omeyas.
  • La rebelión de los abasíes contra los omeyas.
  • Y casi cada rebelión desde entonces. Incluso los mismos sharifs de Makka que eran representantes del estado otomano en Hijaz cuando los wahabíes conquistaron las Haramayn terminaron rebelándose contra los otomanos y aliándose con los británicos (ver Lawrence de Arabia).

Las rebeliones contra los gobiernos siempre han existido en la historia del Islam, y ambos bandos (gobiernos y rebeldes) siempre han usado el Islam para argumentar que ellos tienen razón.

Así pues, mirado con un poco de seriedad, se ve que estas polémicas no tienen ningún mérito y demuestran más bien falta de integridad. Los wahabíes en realidad no son mas que otro movimiento revolucionario dentro de la historia del Islam. Si queremos coger una idea sobre la validez de la escuela wahabí (o de cualquier otra escuela o corriente), en vez de engañar a nuestros lectores con pseudo-argumentos, deberíamos de estudiar esta escuela basada en sus fuentes, comprendiendo sus argumentos y porque llegaron a esas conclusiones.

Y Allah es quien mejor sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s