Comentario de al-Bayquniyya (x): el hadit mursal

Dijo al-Bayqūnī:

Mursal es del que cayó el Compañero

 

El mursal

Mursal literalmente quiere decir ‘aquello que ha sido enviado’. En la terminología clásica significa el ḥadīṯ donde el Sucesor –que nunca conoció al Profeta (saw) ni estudió con él- cita al Profeta (saw) directamente sin decir quién es su fuente. O sea, el Sucesor ‘envía’ este ḥadīṯ directamente al Profeta (saw). Por ejemplo, narró Mālik en su Muwaṭṭa’:

عَنْ مَالِكٍ، عَنْ زَيْدِ بْنِ أَسْلَمَ، عَنْ عَطَاءِ بْنِ يَسَارٍ، أَنَّهُ قَالَ: جَاءَ رَجُلٌ إِلَى رَسُولِ اللَّهِ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ، فَسَأَلَهُ عَنْ وَقْتِ صَلَاةِ الصُّبْحِ. قَالَ: فَسَكَتَ عَنْهُ رَسُولُ اللَّهِ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ حَتَّى إِذَا كَانَ مِنَ الْغَدِ، صَلَّى الصُّبْحَ حِينَ طَلَعَ الْفَجْرُ، ثُمَّ صَلَّى الصُّبْحَ مِنَ الْغَدِ بَعْدَ أَنْ أَسْفَرَ. ثُمَّ قَالَ: «أَيْنَ السَّائِلُ عَنْ وَقْتِ الصَّلَاةِ؟» قَالَ: هَأَنَذَا يَا رَسُولَ اللَّهِ فَقَالَ: «مَا بَيْنَ هَذَيْنِ وَقْتٌ»

Mālik de Zayd b. Aslam de ʿAṭā’ b. Yasār que dijo: Vino un hombre al Mensajero de Allah (saw) y le preguntó sobre la hora de la oración del amanecer. Dijo: Pero el Mensajero de Allah (saw) no dijo nada hasta el día siguiente cuando rezó la oración del amanecer al alba, y luego al día siguiente rezó la oración del amanecer después de que hubiese luz. Entonces dijo: “¿Dónde está el que me preguntó sobre la hora de la oración?” Dijo: “Aquí estoy, oh Mensajero de Allah.” Dijo: “Lo que hay entre estos dos es tiempo (de la oración).”

ʿAṭā’ b. Yasār no era un Compañero sino un Sucesor, con lo cual sabemos que no oyó al Profeta (saw). Puede que oyese el ḥadīṯ de alguien fiable, como un Compañero. Pero también es posible que lo haya oído de uno de los hipócritas, o de alguien que tampoco había oído del Profeta (saw).

También hay veces en que un ḥadīṯ es narrado mursal en una versión, pero es narrado muttaṣil en otra versión, y las dos versiones tienen buenas cadenas. He aquí un ejemplo de un ḥadīṯ problemático en este sentido. Narró Muslim en su Ṣaḥīḥ:

حَدَّثَنَا حَجَّاجُ بْنُ الشَّاعِرِ، حَدَّثَنَا أَبُو النَّضْرِ هَاشِمُ بْنُ الْقَاسِمِ اللَّيْثِيُّ، حَدَّثَنَا إِبْرَاهِيمُ يَعْنِي ابْنَ سَعْدٍ، حَدَّثَنَا أَبِي، عَنْ أَبِي سَلَمَةَ، عَنْ أَبِي هُرَيْرَةَ، عَنِ النَّبِيِّ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ، قَالَ: «يَدْخُلُ الْجَنَّةَ أَقْوَامٌ، أَفْئِدَتُهُمْ مِثْلُ أَفْئِدَةِ الطَّيْرِ»

Nos narró Haŷŷāŷ b. al-Šāʿir: Nos narró Abū ’l-Naḍr Hāšim b. al-Qāsim al-Layṯī: Nos narró Ibrāhīm que es Ibn Saʿd: Nos narró mi padre de Abū Salama de Abū Hurayra del Profeta (saw) quien dijo: “Entra al paraíso gente cuyos corazones son como los corazones de los pájaros.”

Este ḥadīṯ es muttaṣil, o sea, conectado desde Muslim hasta el Profeta (saw). Sin embargo, fue criticado por al-Dāruquṭnī quien dijo en al-Tattabuʿ (p.128):

Recopiló Muslim de Haŷŷāŷ b. al-Šāʿir de Abū ’l-Naḍr de Ibrāhīm b. Saʿd de su padre de Abū Salama de Abū Hurayra del Profeta (saaw) quien dijo: “Entra al paraíso gente cuyos corazones son como los corazones de los pájaros.”

Dijo (al-Dāruquṭnī): Nadie siguió a Abū Naḍr en conectarlo a través de Abū Hurayra. Lo conocido (maḥfūẓ) es de Ibrāhīm b. Saʿd de su padre de Abū Salama en forma de mursal del Profeta (saaw). Así lo narraron Yaʿqūb y Saʿd los dos hijos de Ibrāhīm, y otros, de Ibrāhīm b. Saʿd. Y la versión mursal es lo correcto.

Aquí al-Dāruquṭnī argumenta que la versión en Muslim en realidad debería ser considerada mursal porque los dos hijos de Ibrāhīm b. Saʿd y otros la narraron mursal de Abū Salama directamente del Profeta (saw). Abū Salama era un Sucesor, no un Compañero, y no pudo oírlo directamente del Profeta (saw).

En su ʿIlal (IX/312), sin embargo, al-Dāruquṭnī menciona que Ibrāhīm b. Abī ’l-Layṯ transmite lo mismo que Abū ’l-Naḍr, y encontré que Abū Dāwūd al-Ṭiyālisī hace lo mismo en su Musnad (IV/145). O sea que hay diferencia de opinión sobre si es mursal o no.

Hay tres narradores que lo narran muttaṣil:

  1. Abū ’l-Naḍr Hāšim b. al-Qāsim era de confianza. Dijo de él Aḥmad b. Ḥanbal: Uno de los más sólidos en ḥadīṯ de Baghdad.
  2. Abū Dāwūd Sulayman b. Dāwūd al-Ṭiyālisī era de confianza. Dijo al-Fallās: No vi alguien que memorizase más que él. Dijo ʿAbd al-Raḥmān b. Mahdī: La más veraz de las personas.
  3. Ibrāhīm b. Abī ’l-Layṯ no era fiable. Ibn Maʿīn dijo de él una vez: Mentiroso asqueroso. Dijo Yaʿqūb b. Šayba: Nuestros compañeros solían escribir de Ibrāhīm b. Abī ’l-Layṯ pero lo abandonaron por narrar cosas inventadas.”

 

Y hay dos que lo narran mursal:

  1. Yaʿqūb b. Ibrāhīm b. Saʿd era fiable. Ibn Maʿīn, al-ʿIŷlī e Ibn Ḥibbān lo consideraron fiable y Abū Ḥātim lo describió como veraz. Hablando del padre, al-Ḏuhalī dijo: Sus ḥadīṯes giran alrededor de su hijo Yaʿqūb b. Ibrāhīm b. Saʿd, y él y su hermano Saʿd oyeron los libros según tengo informado. Pero murió su hermano Saʿd antes de que nadie famoso escribiese sus ḥadīṯes y su hermano Yaʿqūb permaneció después de él y la gente escribió de él.
  2. Saʿd b. Ibrāhīm b. Saʿd también era de confianza. Dijo Aḥmad b. Ḥanbal: No hay problema con él pero Yaʿqūb lee más sus libros y piensa más claro, pero Saʿd ha escuchado cosas que Yaʿqūb no escuchó. Dijo Ibn Maʿīn: Fiable.

Al-Dāruquṭnī prefirió la versión de los hijos de Ibrāhīm. Esta también es la opinión del hijo de Aḥmad b. Ḥanbal, aunque claramente Muslim concluyó que la versión de Abū ’l-Naḍr y Abū Dāwūd era mejor. Al final es un caso de iŷtihād y Allah es quien mejor sabe.

 

La fiabilidad del ḥadīṯ mursal

En la sección sobre el ḥadīṯ ṣaḥīḥ, se vio que la primera condición para que un ḥadīṯ sea considerado auténtico es que tenga una cadena conectada, y el mursal no tiene una cadena conectada con lo cual es imposible que pueda ser considerado ṣaḥīḥ. Pero ¿todos los mursal tienen la misma categoría? Según al-Dhahabī no. En al-Mūqiẓa (pp.38-40), al-Dhahabī divide los mursal en tres categorías:

  1. Los mursal fiables. Estos son los mursal de Sucesores fiables mayores (de la primera generación), de los que estudiaron con muchos Compañeros como Saʿīd b. al-Musayyab, Masrūq, al-Ṣunābiḥī, Qays b. Abī Ḥāzim y más. Esta categoría “es un argumento concluyente para un gran número de juristas.”
  2. Los mursal aceptables. Estos son los mursal de Sucesores fiables de la segunda generación (medianos) que estudiaron con pocos Compañeros pero estudiaron bien con ellos, como Muŷāhid, Ibrāhīm al-Najaʿī o al-Šaʿbī. Estos “los aceptan unos y los rechazan otros.”
  3. Los mursal débiles. Estos son mursal de Sucesores como Ḥasan al-Baṣrī, Ibn Šihab al-Zuhrī, Qatāda y Ḥumayd al-Ṭawīl, que posiblemente vieron a algún Compañero de pequeño pero normalmente no estudiaron con ninguno. En general los mursal de este tipo de Sucesores no han omitido solo a un narrador (el Compañero) sino a dos, “pues en su mayoría narraron de Sucesores mayores quienes narraron de un Compañero.”

Muchos de los sabios antiguos aceptaban los mursal de los grandes Sucesores fidedignos. Esta opinión se transmite de Ibrāhīm al-Nakha‘i, Hammad b. Abī Sulayman, Abū Hanifa, Abū Yūsuf, Muḥammad al-Šaybānī, Mālik b. Anas, los sabios de Madina, Aḥmad b. Ḥanbal, Yaḥyā b. Saʿīd al-Qaṭṭān, Sufyān al-Ṯawrī, al-Awzāʿī, Abū Dāwūd, al-Ṭabarī, y más.

Pero también había los que rechazaban el ḥadīṯ mursal. El primer gran sabio al que se atribuye esta opinión fue al-Šāfiʿī, y la mayoría de los sabios Šāfiʿīs –en particular los que escriben en ciencias de ḥadīṯ- lo han presentado como la opinión Šāfiʿī definitiva y gracias a ellos se ha convertido en la opinión dominante. Sin embargo, al-Šāfiʿī en su famosa Risala no era tan radical como se suele suponer. Dijo (pp.461-4):

El (ḥadīṯ) interrumpido difiere. Para el Sucesor que presenció a los Compañeros del Mensajero de Allah y narró un ḥadīṯ interrumpido del Profeta, se toman en cuenta varias cosas:

  1. Hay que mirar: si el ḥadīṯ que él narró como mursal es compartido por los grandes especialistas fidedignos y lo narraron con una cadena completa al Mensajero de Allah con el mismo significado de lo que (el primero) narró, esto es una indicación de el acierto de quienes le aceptaron y lo memorizaron.
  2. Y si es el único que lo narra mursal y nadie lo comparte con él narrándolo con cadena completa, entonces se acepta aquello de él. Pero se toma en cuenta si hay otro que esté de acuerdo con él en narrarlo mursal, y es una persona de quien se acepta el conocimiento pero que no sea de las personas de quienes él narró. Si se encuentra es una indicación que da fuerza a su mursal, pero es más débil que el primero.
  3. Pero si eso no se encuentra se mira a algunas cosas que se narran de algún Compañero del Mensajero de Allah como su dicho. Si se encuentra que eso está de acuerdo con lo que se narra del Mensajero de Allah es una indicación de que ese mursal únicamente se cogió de una base válida si Allah desea. Igualmente si se encuentra a gente reconocida de conocimiento que da veredictos con el mismo significado que lo que narra del Profeta.
  4. Dijo al-Šāfiʿī: También se toma en cuenta de que cuando nombra de quien narra nunca nombra a gente desconocida o que no es recomendado narrar de ellos. Esto se usa como prueba de que lo que narra de él es auténtico.
  5. Y si comparte un ḥadīṯ con uno de los grandes especialistas de ḥadīṯ y no difiere de él, pero difiere de él en que el ḥadīṯ es más corto, esto es una indicación de que la base de su ḥadīṯ es auténtica.
  6. Pero si difiere de lo que digo, daña a su ḥadīṯ hasta que nadie permitirá que su mursal se acepte.
  7. Dijo: Y si se encuentran las indicaciones de la autenticidad de su ḥadīṯ que he descrito, nos parece recomendable aceptar su mursal, pero no somos capaces de decir que un argumento definitivo (hujja) se puede basar en él como con el ḥadīṯ conectado.

Aquí vemos claramente que al-Šāfiʿī aceptaba el ḥadīṯ mursal pero los hace categorías:

  1. El mursal que tiene otras cadenas conectadas que lo apoyan es el más alto.
  2. Luego el mursal apoyado por otro mursal.
  3. Luego el mursal apoyado por dichos de los Compañeros o por fatwas de los sabios de las primeras generaciones.
  4. Luego el mursal sin apoyo, pero el que lo narra no narra de gente desconocida o débil.
  5. Luego que el ḥadīṯ mursal es parecido a un ḥadīṯ conectado pero con más o menos detalle.

Por eso podemos decir que la mayor diferencia entre al-Šāfiʿī y los que le precedieron no es que difiriese de ellos en aceptar el ḥadīṯ mursal, sino que al-Šāfiʿī intentó categorizar de manera explícita lo que sus predecesores hacían de manera implícita.

Y Allah es quien mejor sabe.

_______________________________

NOTA IMPORTANTE: La idea de estos textos es que musulmanes de habla hispana que tienen dificil acceso a las ciencias islámicas puedan aprender las cosas básicas. Si resulta que es dificil de entender, estoy fracasando en mi intento. Por eso apreciaría comentarios, preguntas, y demás, que me den una idea de que debería de hacer para mejorar el contenido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s