La derecha europea y el futuro de los musulmanes en España

el

En los últimos años hemos visto un incremento de popularidad en Europa de partidos nacionalistas con discurso racista. En las últimas elecciones europeas, los partidos nacionalistas-racistas ganaron en tres países (Dinamarca, Francia y Reino Unido) y consiguieron más del 10% del voto en otros cinco países. Aunque los votos en las elecciones europeas muchas veces son votos-protesta, lo que indican es que el nacionalismo-racista está haciéndose aceptable.

En España parece que este fenómeno todavía no ha ocurrido a la misma escala que en otros sitios de Europa, alhamdulillah, pero es nuestra obligación trabajar desde ahora para asegurarnos de que nunca ocurra. Eso requiere empezar a pensar de manera estratégica, mirando lo que se puede conseguir dado el contexto en el que vivimos, y tratando de hacer lo posible para convertirlo en realidad.

Para plantear una estrategia, sin embargo, primero tenemos que entender la razón por la que el nacionalismo racista atrae tanto apoyo. Me parece que podemos mirar cuatro factores fundamentales:

  1. Por un lado, tenemos la debilidad de los políticos frente al capitalismo global. Imagina, por ejemplo, que el gobierno de España pasase una ley limitando los poderes de las multinacionales, ¿cuál sería la reacción inmediata de la bolsa? La economía se desplomaría en días. La consecuencia de eso es una clase política que da la impresión de gobernar aunque tiene muy poca libertad de acción, pues está obligada a considerar los deseos del gran capital.
  2. Por otro lado, tenemos los cambios sociales causados por la globalización y la sociedad de consumo. La variedad cultural entre europeos que ven las mismas películas, leen los mismos libros, comen en los mismos restaurantes y visten la misma ropa es cada vez menor. De esta manera, la homogeneidad cultural elimina la necesidad de aceptar la diferencia y nos vuelve más intolerantes contra quienes no forman parte de la cultura consumista globalizada.
  3. También tenemos el papel de los medios de comunicación que refleja esa cultura globalizada monolítica, y critica a los débiles que no se someten a ella, ya sean países políticamente débiles, movimientos débiles, o inmigrantes débiles.
  4. Finalmente tenemos a los propios inmigrantes, que rompen el molde cultural homogéneo y que resisten –aunque solo sea parcialmente- a la cultura homogénea con sus costumbres extrañas, su vestimenta exótica y sus valores diferentes.

En este contexto lo natural es que la población, desilusionada con esta clase política que es incapaz de solucionar los problemas del país, busque alternativas políticas. Esto crea espacio para ampliar el discurso político. Pero el hecho de que la sociedad es culturalmente monolítica y se siente amenazada por la diferencia cultural, significa que la ampliación del discurso político será por la derecha, en particular en relación a los inmigrantes.

En esta la realidad en la que vivimos, y en la que vamos a seguir viviendo, ¿cómo podemos prepararnos de cara al futuro? En mi opinión, hay varios pasos:

  1. Primero, ser parte de la sociedad. No significa que los que nos representen tengan que ser españoles nativos, pero sí que hablen el idioma bien, que entiendan la sociedad y la gente, y que comprendan las preocupaciones e inquietudes de la comunidad. Si vemos, los Profetas (as) fueron mandados a sus pueblos, no a pueblos extraños que ellos no entendían ni les entendían a ellos. Pero eso no significa que la raza o la etnia sea importante, ya que Mūsā (as) era judío en cuanto a etnia y raza, pero fue criado con la familia de Faraón y conocía íntimamente la cultura y sociedad egipcia, y por eso Allah le Allah eligió para llamarles al bien.
  2. Segundo, ser gente fiable, no mentirosos, corruptos e hipócritas. Cuando miramos a los Profetas del pasado, eran gente de carácter noble antes de ser profetas, gente fiable, conocidos por su veracidad. El Profeta Muhammad (saw) era apodado al-sādiq al-amīn, ‘el veraz, el de confianza’. Esto es porque si la gente no se fía de nosotros cuando hablamos de cosas normales, ¿por qué se fiarían para cosas más importantes?
  3. Tercero, dar soluciones. Cuando vemos el Qur’ān y la Sunna en su contexto histórico, vemos que muchos versos y hadīzes eran respuestas a problemas de esa sociedad. A veces las soluciones eran en cuanto al paradigma, como la relación entre el sentimiento religioso y ayudar al prójimo en Sūrat al-Mā‘ūn, o la llamada contra el consumismo en Sūrat al-Takāzur. Otras veces, las soluciones eran prácticas, como la redistribución agraria a través del hadīz “Quien reviva una tierra muerta, es para él”. Hoy en día, ¿Cuántos pensamos en los problemas de la sociedad en la que vivimos? La mayoría de nosotros estamos más preocupados por lo que pasa en nuestro país de origen, y si pensamos en lo que pasa aquí, es más con lo que pasa en nuestra comunidad musulmana que en la comunidad en general.
  4. Cuarto, estar unidos. La única batalla que perdieron los musulmanes durante los tiempos del Profeta (saw) fue la batalla de Uhud, pues algunos musulmanes, en vez de pensar en el grupo, solo pensaron en sí mismos. Hoy en día en occidente oímos cosas chocantes, como musulmanes utilizando las leyes antiterroristas para desacreditar y encarcelar a sus hermanos musulmanes, no por ser extremistas, sino por tener diferencias en ‘aqida y fiqh. En España, las batallas tribales por controlar las federaciones siguen levantando pasiones, con acusaciones y contra-acusaciones de mentiras y trampas. Cuando ese es nuestro estado, y cuando ni siquiera somos capaces de crear unas bases comunes que puedan unir al gran porcentaje de la población musulmana, no es de extrañar que estemos en un Uhud permanente.
  5. Quinto, trabajar con otros, por tres razones:
    1. Por un lado, como los musulmanes que buscaron refugio en Etiopía, somos una minoría pequeña, pobre y sin muchos recursos. Igual que esos musulmanes buscaban alguien quien les ayudase, nosotros también necesitamos quien nos ayude.
    2. Por otro lado, como los musulmanes que viajaron por el mundo para trabajar pero contribuían a través de da‘wa, la transmisión de conocimiento y la importación de tecnología, nosotros también tenemos la obligación de contribuir de manera positiva a las sociedades de nuestros anfitriones. Pero para hacer eso tenemos que cooperar con la gente que está aquí.
    3. Finalmente, mucho de lo que nosotros queremos conseguir son objetivos compartidos con la mayor parte de la población en España –y en Europa en general. Al participar en crear cambio positivo en la sociedad, también contribuimos a encauzar la discusión hacia lo que de verdad queremos todos, en vez de dejar que los nacionalistas-racistas encaucen el discurso hacia la xenofobia y la intolerancia.

Esto no son más que reflexiones y observaciones que merecen ser criticadas, desarrolladas, y si no sirven, desechadas. No es ni mucho menos una visión completa, ni algo detallado que se pueda implementar. Pero cuando no veo ninguna discusión sobre el tema, me gustaría que fuese el principio de una discusión que puede llevar a algo práctico. Y Allah es quien mejor sabe.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. abdullahcar dice:

    assalamu aleikum
    De acuerdo al 90% y te animo a seguir adelante y me animo a mí también. Un único factor me parece se te escapa en el análisis del ultra nacionalismo y es histórico: la crisis económica ¿estás de acuerdo?

    1. Alaikum salam
      Estoy totalmente de acuerdo en que la crisis económica es un factor fundamental. Pero me parece que lo que hace es sacar las tensiones latentes al aire, más que crear nuevas tensiones. Pero también requiere más reflexión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s