El fiqh de zakat al-fitr

Dijo en al-Muqaddima al-’Izziyya (pp.82-3):

El sadaqa del fitr es obligatorio. El Mensajero de Allah (saw) lo hizo obligatorio. Se hace obligatorio al principio de la noche de ‘Īd al-fitr según una de las dos opiniones famosas. La otra [opinión] es que se hace obligatorio en el faŷr del día del ‘Īd. El beneficio de esta diferencia de opinión se hace aparente en el caso de alguien que muere o nace o se hace musulmán –o cosas parecidas. Está permitido pagarlo antes del día del ‘Īd por dos o tres días pero no deja de ser obligatorio porque acabe su tiempo. Solo se paga a un musulmán pobre y libre. Es un sā’ de lo que la gente del país come normalmente. [Debe darlo] todo musulmán libre, responsable, que no sea pobre, para él mismo, y aquellos a los que tiene la obligación de mantener, ya sea por relación, como los hijos, o por posesión, como los siervos, o por más cosas, como la esposa y su sirviente, aunque ella sea rica. Cuando decimos ‘musulmán…’ hasta el final, es para excluir al no-musulmán, al siervo y al incapaz, pues no es obligatorio para ellos. El incapaz es a quien no le sobra un sā’ de su comida diaria y no encuentra quien le preste.

Este es el fiqh de zakāt al-fitr que será analizado punto por punto.

Las principales pruebas en relación a zakāt al-fitr

La mayoría de las cuestiones relacionadas a zakāt al-fitr están basadas en dos hadīces.

 El primero es el narrado al-Bujārī y Muslim que Ibn ‘Umar dijo: “El Mensajero de Allah (saw) hizo zakāt al-fitr obligatorio, siendo un sā’ de dátiles, o un sā’ de centeno, para todo siervo, libre, hombre, mujer, grande, pequeño, de los musulmanes. Y ordenó que se entregase antes de que la gente saliese a hacer la oración [del ‘Īd].”

 El segundo es el hadīz de Abū Sa‘īd al-Judrī en Muslim: “Cuando estaba el Mensajero de Allah (saw) con nosotros, solíamos dar zakāt al-fitr para todo pequeño y grande, libre o siervo, un sā’ de comida, o un sā’ de queso, o un sā’ de centeno, o un sā’ de dátiles, o un sā’ de uvas pasas.”

La obligación de zakāt al-fitr

Zakāt al-fitr es obligatorio según la mayoría de los sabios, y únicamente algunos mālikīs y algunos sabios de Iraq lo consideraron sunna.

 La prueba para su obligación es el hadīz de Ibn ‘Umar: “El Mensajero de Allah (saw) hizo zakāt al-fitr obligatorio.”

 La prueba para quienes solo lo consideran sunna es el hadīz narrado por Mālik, al-Bujārī, Muslim, y otros, que cuando el beduino preguntó al Profeta (saw) sobre las obligaciones del Islam, y el Mensajero de Allah (saw) le mencionó el zakāt , el beduino preguntó: “¿Tengo más obligación que esa?” El Mensajero de Allah (saw) respondió: “No, al menos que lo hagas de manera voluntaria.”

 El hecho de que el Profeta (saw) no mencionase zakāt al-fitr indica que no es obligatorio. Sin embargo, quienes lo consideran obligatorio argumentan que zakāt al-fitr está incluido en la obligación de zakāt .

Cuando hay que dar zakāt al-fitr

Todos los sabios están de acuerdo en que zakāt al-fitr se puede entregar dos o tres días antes del ‘Īd, pues Mālik narró de Nāfi‘ que “‘Abd Allah ibn ‘Umar solía mandar zakāt al-fitr a quien lo recogía antes del fitr por dos o tres días.”

También están de acuerdo que es mejor entregarlo antes de que empiece la oración del ‘Īd, pues en el hadīz de Ibn ‘Umar ya citado dice: “Y ordenó que se entregase antes de que la gente saliese a hacer la oración [del ‘Īd].”

Pero están en desacuerdo sobre cuando exactamente se hace obligatorio. Ibn al-Qāsim narró de Mālik que es obligatorio a la hora del faŷr, mientras que Ašhab narró de Mālik que es a la puesta de sol del día anterior. Abū Hanīfa concuerda con lo narrado por Ibn al-Qāsim, mientras que al-Šāfi’ī concuerda con lo narrado por Ašhab. No hay pruebas del Qur’ān y la sunna para una opinión u otra, y este tema solo se debate en relación a temas como muertes, nacimientos o conversiones que coinciden con el ‘Īd . Así pues, si alguien en la familia muere después de la puesta del sol y antes del faŷr el día del ‘Īd, ¿hay que pagar zakāt al-fitr por él? Si decimos que la obligación empieza en faŷr, entonces no. Si decimos que desde la puesta de sol del día anterior, entonces si es obligatorio.

El que se retrasa pagando zakāt al-fitr

Dijo Mālik en la Mudawwana ( I/385): “Quien retrase zakāt al-fitr, incluso si han pasado años, debe entregar todo eso.” Dijo Zarrūq (Šarh al-Qurtubiyya , p.264): “La persona capaz que lo retrasa hasta después del día del fitr comete un pecado, pero no deja de ser obligatorio, aunque sea tras muchos años.” O sea, si alguien no paga zakāt al-fitr cuando tiene la capacidad de hacerlo, entonces ha cometido un pecado y debe pagar ese dinero, aunque sea años después. Es importante recordar que esto es solo para la persona capaz de darlo, con lo cual queda excluido aquel que no puede darlo por ser demasiado pobre.

No hay nada específico en el Qur’ān y la sunna sobre este caso, pero es el equivalente a no hacer la oración a tiempo: es un pecado y hay que recuperar la oración.

Quienes reciben zakāt al-fitr

Según Mālik, al-Šāfi’ī y Ahmad, los que reciben zakāt al-fitr deben ser musulmanes libres y pobres. Para los hanafīs, minorías religiosas también pueden recibir zakāt al-fitr si son libres y pobres.

Los que dicen que solo se puede dar a musulmanes citan el hadīz narrado por al-Bujārī, Muslim y otros que cuando el Profeta (saw) mandó a Mu‘āḏ a Yemen le citó las obligaciones que tenía que enseñar a los musulmanes de Yemen y cuando mencionó la zakāt dijo: “Déjales saber que Allah ha hecho obligatorio caridad en su dinero: se coge de sus ricos y se da a sus pobres.” El hecho de que él (saw) dijo ‘sus ricos’ y ‘sus pobres’ indica que zakāt es particular para los musulmanes, y se entiende que la zakāt mencionada en el hadīz incluye todos los tipos de zakāt.

Los que dicen que se puede dar a minorías religiosas argumentan que este hadīz no tiene nada que ver con el tema, pues se refiere al zakāt normal, no a zakāt al-fitr. Y además, el hadīz no demuestra que sea específico para musulmanes, pues no todos los yemeníes eran musulmanes, y no hay nada en el hadīz que indique que solo se refería a los yemeníes musulmanes.

Lo que se da como zakāt al-fitr

En los hadītes del Profeta (saw) se menciona que hay que dar un sā’ (que se calcula son unos 2-3kgs.) de algunas categorías, como dátiles, centeno en el hadīt de Ibn ‘Umar citado anteriormente, que dice “siendo un sā’ de dátiles, o un sā’ de centeno”. En el hadīt de Abū Sa‘īd narrado por al-Bujārī y otros, dice: “Solíamos darlo en el tiempo del Profeta (saw) en forma de un sā’ de comida, un sā’ de dátiles, un sā’ de centeno, un sā’ de uvas pasas.” Y en otra narración menciona que se podía dar queso. Dadas las diferentes narraciones, los sabios difirieron sobre lo que se puede dar:

  1. Hay quien dice que solo se puede dar un sā’ de las categorías mencionadas, y esa es la opinión del mālikī Ašhab.
  2. Hay quien dice que hay que dar un sā’ de la comida popular de la zona, sin tomar en consideración el valor. Así pues, Mālik dijo que en Madina daban un sā’ de dátiles, y en Egipto debían dar un sā’ de centeno, a pesar de que no tiene el mismo valor. Esta es la opinión más fuerte en la escuela mālikī, šāfi’ī y hanbalī.
  3. Hay quien dice que lo que se da como zakāt al-fitr puede ser comida o dinero que tenga el mismo valor que un sā’ de las categorías mencionadas en los hadīces (dátiles, centeno, uvas pasas, etc…), y esta es la opinión más conocida de los hanafīs, y se narra de otros Sucesores de Iraq como al-Hasan al-Basrī, Abū Ishāq al-Sabī’ī y ‘Umar bin ‘Abd al-’Azīz.

La diferencia de opinión se basa en (i) analogía, (ii) hadītes y (iii) el concepto de maqāsid (objetivos de la šarī’a):

  1. La primera opinión se basa en la idea de que las únicas categorías válidas  son las mencionadas en los diferentes hadītes como absolutas. El argumento es que si hubiese otras categorías permitidas, sería explícito en la sunna .
  2. La segunda opinión se basa en el hadīz de Abū Sa‘īd al-Judrī, donde dice: “Solíamos dar zakāt al-fitr para todo pequeño y grande, libre o siervo, un sā’ de comida, o un sā’ de queso, o un sā’ de centeno, o un sā’ de dátiles, o un sā’ de uvas pasas.” En este hadīz mencionó primero un sā’ de comida, que es general para todo tipo de comida, y luego mencionó las cuatro categorías más conocidas. El argumento es que está permitido dar cualquier tipo de comida.
  3. La tercera opinión se basa en que incluso en la época de los Compañeros, algunos de ellos ya tomaban en cuenta el valor económico de la comida. En una narración de Ibn ‘Umar menciona que la gente daba “un sā’ de dátiles o un sā’ de centeno, y la gente lo hizo equivalente a medio sā’ de trigo.” En una narración de Abū Sa‘īd menciona las categorías ya mencionadas y luego dijo: “Y lo dábamos así hasta que vino Mu‘āwiya bin Abī Sufyān haciendo haŷŷ o ‘umra y habló a la gente desde el minbar, y una de las cosas que dijo fue: ‘Yo creo que dos mudds de alforfón sirio son el equivalente a un sā’ de dátiles.’” Lo mismo se narra de Abū Hurayra, ‘Atā’, Ibn al-Zubayr, Ibn ‘Abbās, Ibn Mas‘ūd, Tāwūs, Muŷāhid, Ŷābir y ‘Alī (ver ‘Abd al-Razzāq, Musannaf, III/311-315). Ni Ibn ‘Umar ni Abū Sa‘īd siguieron esta práctica, pero está claro que en la época de los Compañeros y Sucesores ya existía la costumbre de tomar en cuenta el valor relativo de los bienes. Luego si consideramos que el objetivo de dar zakāt al-fitr es para que los pobres puedan disfrutar del día del ‘Īd, no importa la forma en que se da la zakāt, con tal de que cumpla el objetivo, y por eso está permitido dar en comida, dinero, u otra cosa.

Estas son las tres opiniones dominantes, pero sin embargo en todas las mezquitas modernas recogen dinero. Esto puede tener tres explicaciones desde el punto de vista de fiqh:

  1. Es posible que todas las mezquitas están adoptando la opinión hanafī. Esto no sería de extrañar, pues es la opinión apoyada por grandes sabios contemporáneos como al-Qaradāwī en su Fiqh al-zakāt.
  2. Es posible que vean esto como necesidad y para el bien común. Esta es la opinión de Ibn Rāhuwayhi y Abū Ṯawr, y fue apoyada por Ibn Taymiyya, quien dijo (Maŷmū’, XXV/82-83): “Si se da el valor por necesidad ( hāŷa), o por el bien común (maslaha) o por justicia, no hay problema con ello.”
  3. La última posibilidad, que es la que hacen en mi mezquita, es que ellos reúnen el dinero de la comunidad y con ello compran las cosas comestibles para repartir entre los pobres. Este caso es el que menos dudas causa, pues en este caso dar dinero no es más que dar dinero a una tercera persona para que compré la comida y la distribuya. Esta última explicación es la que está más de acuerdo con la sunna y la escuela mālikī. En este caso, es importante dar el dinero con tiempo de antelación para que la comida pueda ser comprada y entregada a los necesitados.

Quien paga zakāt al-fitr

Zakāt al-fitr debe ser pagado “para todo siervo, libre, hombre, mujer, grande, pequeño, de los musulmanes.” Así dice el hadīz de Ibn ‘Umar citado anteriormente.

Ibn Habīb lo explicó así:

Zakāt al-fitr debe ser pagado por todo musulmán, libre o siervo, hombre o mujer, pequeño o grande, urbano o rural, viajero o asentado, de los que ayunaron Ramadān o no lo ayunaron por alguna razón o sin excusa. El hombre debe pagarlo por el huérfano bajo su responsabilidad, pero de la riqueza del huérfano. El hombre debe pagarlo de su dinero para todo musulmán a quien tiene obligación de cuidar económicamente. Así pues, lo paga por su esposa, aunque sea rica, y por sus descendientes pobres –los varones hasta que se hacen adultos y las hembras hasta que se casan. Y por sus siervos musulmanes, y por sus padres necesitados.

Así pues, la responsabilidad recae sobre la cabeza de la familia, por sí mismo y por aquellos musulmanes a los que tiene la obligación de mantener: esposa, hijos, siervos, e incluso padres si estos están necesitados.

Esta también es la opinión de šāfi’īs y hanbalīs, pero según los hanafīs no debe pagar por su esposa ni por sus padres, sino que ellos deben pagar por sí mismos.

Esta diferencia de opinión no se basa en argumentos del Qur’an y la sunna, pues no hablan sobre esto de manera específica, sino en reglas generales sobre la limitación de las responsabilidades del hombre en relación a su esposa y sus padres, y no hay una respuesta clara sobre que opinión es la más correcta.

Quien no paga zakāt al-fitr

El no-musulmán, el siervo y el pobre no tienen que pagar zakāt al-fitr .

  1. El no-musulmán no tiene que pagarlo precisamente por no ser musulmán.
  2. El siervo no tiene que pagarlo:
    1. Si es musulmán, es su señor quien debe pagarlo.
    2. Si no es musulmán, no tiene que pagarlo, según la mayoría de los sabios. Según Abū Hanīfa, sin embargo, sigue siendo obligación del señor pagarlo.
  3. El pobre no tiene que pagarlo por no tener suficiente riqueza.

Sin embargo, difieren en la definición de pobreza que elimina la obligación de zakāt al-fitr. Para Mālik y al-Šāfi’ī, basta con tener un extra sā’ de comida en casa para tener que pagar zakāt al-fitr. Para Abū Hanīfa, el que recibe caridad no tiene la obligación de pagarlo.

La diferencia de opinión se basa en como miramos zakāt al-fitr .

Si lo vemos como una obligación de fiqh, entonces la opinión de Abū Hanīfa tiene sentido, pues es hacer que alguien que recibe caridad gaste dinero o comida que necesita.

Pero si lo miramos desde un punto de vista social donde todos los musulmanes comparten lo que tienen, ya sea mucho o poco, entonces la opinión de Mālik tiene sentido, pues así todos sienten que contribuyen y todos dan, incluso los que son relativamente pobres. Por eso Mālik decía que si alguien tenía que pedir prestada comida para pagar zakāt al-fitr, debía hacerlo, como también decía que si alguien recibía comida en zakāt al-fitr podía utilizar parte de esa comida recibida para dar su propio zakāt al-fitr. Esto no es considerado una obligación en la escuela, pero es recomendado.

Y Allah es quien mejor sabe.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Dina dice:

    Si una persona le da zakt lfatra a una persona que tiene un proyecto de construir un pozo para un pueblo que no tiene agua pero que se va hacer después del hid no se cuándo. Ese azake del iftar es valido

    1. Zakat al-fitr es muy particular y solo se puede utilizar para dar de comer a los más necesitados en Id. Sin embargo, el zakat normal si se puede utilizar para proyectos como el que tu mencionas. Además zakat al-fitr es de muy poco valor (unos 3 o 4 euros por persona) mientras que el zakat normal suele tener mucho más valor. Espero que eso te ayude.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s