El sabio ciego

Una historia que me merece la pena compartir

El sabio mauritano Muhammad Abdul Rahmān bin al-Sālik al-Alawī estudió con su padre y otros sabios y se convirtió en un profesor en una mahdara –la escuela tradicional en Mauritania. Cuando tenía unos 47 años se volvió sordo, pero eso no le impidió seguir leyendo y escribiendo. Si la gente quería hacerle una pregunta, se la escribían en un papel, o hacían como que escribían en su mano, o hacían como que escribían en el aire. Así, él era capaz de entender y responder. La gente se sorprendía, pues incluso de noche y sin luz, era capaz de entender solamente con sentir sus dedos en su mano.

Al hacerse más mayor, también perdió la vista, con lo cual no podía leer ni escribir, pero descubrió que si le escribían en la arena podía leer. Fue estando en este estado y teniendo más de 90 años que alguien le trajo la rima del sabio Muhammad bin Muhammaz Fāl sobre los libros más importantes dentro de la escuela mālikī. El poema la pareció tan importante que a pesar de no poder ver ni oír decidió escribir un comentario. Así pues, los alumnos escribían un verso del poema en la arena, él lo leía con sus manos y lo explicaba basándose en su extraordinaria memoria. Era capaz de citar libros, y cuando no estaba seguro de algo era capaz de decir a sus alumnos en que libro tenían que mirar, en que tomo, y si era al principio o en medio o al final del tomo. Así prosiguió hasta que completó su comentario. Y estando ciego y sordo, no pudo ni leer el libro ni escucharlo.

A pesar de haber compuesto su comentario estando sordo y ciego, es reconocido como un comentario excelente, hasta tal punto que Muhammad bin Muhammaz Fāl, el autor de la rima, alabó el libro y escribió una introducción, donde dijo:

Vuestro libro me ha llegado y es apropiado para lo que dijo el poeta:

هذا كتابٌ لو يُباعُ بوزْنِهِ        ذَهباً لكان البائعُ المغْبونَا

Este es un libro que si es vendido por su peso

En oro, el vendedor habrá sido engañado

Al año de completar el libro, el sabio Muhammad Abdul Rahmān murió, en 1398/1978, teniendo 97 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s