Abdul Haqq al-Ishbili y su libro Talqin al-walid al-saghir

Abdul Haqq al-Ishbili era un gran sabio nacido en Sevilla a principios del siglo 6 hiyri (s.11) pero que tuvo que abandonar su ciudad en el 541h/1145c tras la derrota de los Almohades a los Almoravides y su sangrienta conquista de Sevilla. Se asentó en Niebla, un pueblo cerca de Huelva, y parece ser que allí fue donde empezo a destacar, escribiendo sus primeros libros sobre hadiz.

Sin embargo, su actividad intelectual se vio interrumpida por más caos político cuando un rebelde contra los Almohades tomo Niebla. Cuando los Almohades recobraron control de Niebla, acusaron a todos los habitantes de ser rebeldes y mataron a 8,000 habitantes según algunas estimaciones, entre ellos muchos sabios, mientras que muchos otros fueron hechos prisioneros. Abdul Haqq pudo escapar, pero perdió los primeros libros que había escrito.

Abdul Haqq decidió intentar hacer el peregrinaje y cruzó el mar al magreb. Viajó hacia el este pero, por causas desconocidas, no pudo completar el peregrinaje y se asentó en Bejaia, en la mitad este de Argelia, también controlada por los Almohades. Allí se pasó el resto de su vida, escribiendo y enseñando. El hecho de que Bejaia estaba en la ruta de los peregrinos hizo que muchos alumnos de conocimiento estudiasen con él de camino a la Makka y llevasen sus libros con ellos, haciéndole famoso no solo en el magreb sino también en el este. Escribió muchos libros, pero los tres libros más famosos son sobre hadices relacionados a fiqh: (i) al-Ahkam al-kubra, (ii) al-Ahkam al-wusta, y (iii) al-Ahkam al-sughra. Dijo al-Dhahabi: “al-Ahkam al-sughra y al-Wusta fueron llevados a todos lados”.

Pero aparte de esos libros grandes (incluso al-Ahkam al-sughra son dos tomos), Abdul Haqq escribió libros más accesibles. Talqin al-walid al-saghir es uno de ellos, y su título significa “La iniciación del niño pequeño”. Es una colección de 183 hadices para memorizar, cubriendo temas de creencia, fiqh y modales. Explicó porque lo escribió en la introducción del libro, donde dijo:

Alguien me preguntó que juntase para él muchos hadices sobre diferentes temas de la sharia para que los memorizase su hijo pequeño.

La gran mayoría de los hadices son de sobra conocidos para mucha gente, y sin embargo pocos los habremos memorizado.

Este gran sabio fue descrito por al-Dabbi de la siguiente manera:

Era un faqih, famoso sabio de hadiz, memorizador, asceta, virtuoso, literato poeta, autor de buenos libros de los cuales algunos leí con él y me regaló copias de la mayoría. Y era -que Allah sea misericordioso con él- humilde, sin necesidad de cosas mundanas. Dividía su día en partes: (i) tras rezar el subh en la mezquita mayor enseñaba hasta media mañana y luego rezaba ocho raka’at. (ii) Luego iba a su casa y escribía hasta el zuhr. (iii) Luego tras rezar el zuhr daba las shahadat y la gente leía con él hasta el asr. (iv) luego tras el asr iba a ayudar a la gente en sus necesidades. Y no había alumno que viniese a Bejaia sin que preguntase por él, y fuese a visitarle, y le ayudase en lo que pudiese.

Su vida en Bejaia continuó así tranquilamente hasta el 580h/1184c. Los Almohades le habían ofrecido ser juez y dar el sermón del viernes, pero siempre se negó. Hasta que un rebelde de origen mallorquino, Ibn Ghaniya, tomó Bejaia y nombró a Abdul Haqq imam, juez y jatib, y Abdul Haqq aceptó. Cuando al poco tiempo los Almohades retomaron Bejaia, el lider de los Almohades quería que fuese ejecutado. Sin embaro, Allah le protegió y murió de manera natural en Bejaia en el año 581h/1185c -¡que Allah lo cubra de Su amplía misericordia!

La edición de este libro es por Badr al-Amrani, originario de Tanger pero residente ahora en Tetouan, según tengo entendido. Alumno del shayj Muhammad Boukhoubza, fue este último quien le indicó que podía encontrar el manuscrito del libro en la biblioteca personal del gran shayj Abdullah Kanun. Que Allah recompense a ambos por su esfuerzo.

Tengo pensado traducir este libro, ya que me parece que sería muy útil para la mayoría de nosotros familiarizarnos con él y memorizar sus hadices, pero con el poco tiempo que tengo no se si será posible. ¡Que Allah lo facilite! Para quien sepa árabe, puede encontrar un pdf del libro aquí, aunque siempre es mejor tener el libro en físico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s