Reseña: al-Tasmiya wal-hikayat

el

Hace unos días recibí unos grandisimos regalos de unos buenos hermanos: siete libros traídos de Marruecos, todos publicados por al-Rabita al-Muhammadiyya. Su enfoque magrebí es muy interesante para nosotros en España, pues dada la historia compartida es casi imposible separar el legado andalusí del marroquí. Así pues, estos publican muchos libros andalusíes: de los siete libros, seis eran de autores andalusíes.

Entre ellos uno me pareció muy interesante ya de antemano: al-Tasmiya wal-hikayat ‘an nuzara Malik wa ashabihi wa ashabi ashabihi (Los nombres y relatos de los compañeros de Malik y sus alumnos y los alumnos de sus alumnos), de Abul’ Abbas al-Walid bin Bakr al-Ghamri al-Saraqusti, editado por Ridwan al-Hasri.

Este libro, muy bien editado por al-Hasri, es posiblemente el primer diccionario biográfico enfocado en una escuela de fiqh, y solo por eso merece ser leído.

Pero ademas de eso tiene otras cosas que lo hacen muy interesante.

El autor

Al-Walid bin Bakr nació en Zaragoza (de ahí al-Saraqusti). Al-Jatib al-Bagdadi menciona que “la mayoría de lo que estudió fue en su país (Andalus) y en el oeste (seguramente Túnez, Sicilia y Libia)”. Siendo ya un sabio viajó al este, visitando Egipto, Siria, Irak, Jorasan, Herat (Afganistán), Nishapur (Irán), Bukhara (Uzbekistán), Balkh (Afganistán), Merv (Turkmenistán), Ahwaz (Irán), Sistan (Baluchistán), y Dinavar (Irán) donde finalmente murió. Se dice que estudió con más de mil sabios durante sus viajes, entre ellos algunos tan conocidos como Ibn Abi Zayd (m. 386h),  al-Abhari (m.375h) y al-Hakim (m.405h).

Al-Walid bin Bakr fue alabado por numerosos sabios como Ibn al-Faradi, al-Hakim, al-Jatib al-Bagdadi, al-Silafi, Ibn al-Azir. En particular fue reconocido como un sabio de hadiz, fiqh y literatura. A eso habría que añadir su capacidad de análisis histórico tan aparente en el libro.

La estructura del libro

El libro está dividido en tres secciones ocupando :

  1. Los nombres de los sabios divididos por generación y localidad, empezando por Malik y sus contemporáneos de Madina, luego sus alumnos de Madina, luego los egipcios, y así.
  2. Los relatos sobre estos sabios, algunos con más detalles que otros.
  3. Una lista de los primeros libros importantes de la escuela.

La sección sobre los relatos es sin duda la más larga (74 páginas comparado con catorce páginas para la lista de nombres y diez páginas para la lista de libros) y contiene algunas historias muy interesantes.

Malik y la revolución

al-Walid bin Bakr cuenta (pp.89-90) que cuando los abasíes llegaron al poder resultaron ser tan injustos como los omeyas o peor aún. Así pues, durante el reinado de al-Mansur, gente del Yemen, Egipto, Siria e Irak escribieron al gran asceta ‘Abdullah al-‘Umari, bisnieto del califa ‘Umar bin al-Jattab pidiéndole que liderase una revolución contra al-Mansur y ofreciendo hacerle juramento de lealtad. Al-‘Umari no sabía que hacer, así que habló Dawud bin Zanbar, con uno de los confidentes del imam Malik, y le pidió que preguntase al imam Malik “si está permitido rebelarse para cambiar a este tirano, o si está permitido quedarme sentado ante esto cuando puedo hacer algo”. Dawud fue a Malik y le preguntó, y este respondió: “Dile de mi parte: No te está permitido rebelarte”. Dawud insistió que necesitaba que Malik le diese un argumento detallado, así que Malik dijo: “Dile: ‘Umar bin Abdul Aziz era un hombre bien guíado, y la gente era feliz bajo él, y cuando se estaba muriendo dijo, ‘Si pudiese hacer lo que quiero haría jalifa a este bizco, al-Qasim bin Muhammad (nieto de Abu Bakr), pero temo que causará el derrame de mucha sangre pues los omeyas no van a dejar el liderazgo a otro sin derramar sangre’. Y yo igualmente creo que los abasíes no van a dejar el liderazgo a este descendiente de ‘Umar sin derramar sangre. Y la corrupción que al-‘Umari quiere corregir y remover en realidad será mayor y peor. Por eso no creo que debe hacer esto.” Dawud fue y contó esto a ‘Abdullah al-‘Umari y este dijo: “Malik dijo la verdad y dio aconsejó bien, y si fue dado precedencia fue por su virtud.” Y volvió a dedicarse a su adoración y ascetismo y destruyó las cartas.

Ibn al-Mayishun y al-Shafii

Hoy en día pocos son quienes conocen al gran sabio de Madina ‘Abdul ‘Aziz al-Mayishun y a su hijo ‘Abdul Malik Ibn al-Mayishun. El primero fue el primer sabio de Madina en escribir un libro de fiqh, el cual fue inspiración para Malik cuando escribió su Muwatta, y el segundo fue el alumno medinense más importante de Malik, y una gran autoridad por su cuenta.

Al-Walid bin Bakr cuenta (pp.92-93) que cuando al-Mayishun tuvo a su hijo ‘Abdul Malik, este era moreno y muy guapo, y el padre temió que la gente mala de Madina intentase corromper a su hijo, así que lo mandó a los beduinos de la tribu de Kalb para que cuidasen de él. Así aprendió a hablar como los beduinos, y cuando se reunía con al-Shafii -quien había pasado su infancia con beduinos de Hudhayl- hablaban en la lengua de los beduinos y poca gente les podía entender.

Pero ‘Abdul Malik era mayor que al-Shafii y mucho más sabio, y según cuenta al-Walid bin Bakr (p.93), si Abdul Malik y al-Shafii debatían, ‘Abdul Malik era duro con al-Shafii y ponía en evidencia su falta de memorización de hadiz, hasta que al-Shafii decía, “¡Por Allah, por Allah! Oh Abu Marwan, tu y yo somos como una sola mano”.

El libro de Ibn al-Qasim que no tuvo baraka

Otro de los grandes alumnos de Malik fue el egipcio ‘Abdul Rahman Ibn al-Qasim, quien jugó un papel fundamental en la fundación de la escuela maliki. Conocido por su piedad, ascetismo y gran conocimiento de fiqh, era muy respetado por el pueblo. Cuenta al-Walid bin Bakr (pp.106-7) por parte de Sahnun que un día cuando le preguntaron a Ibn al-Qasim una pregunta relacionado a contratos de venta, todo el mundo esperaba una respuesta rapida y concisa. Sin embargo ese día Ibn al-Qasim se quedó atascado y no pudo responder, y la gente empezó a decir que Ibn al-Qasim se había olvidado lo que había aprendido. Ofendido, Ibn al-Qasim compusó un libro magistral en dos tomos sobre contratos de ventas. En un capítulo que daba argumentos para permitir ciertas ventas, y en el siguiente daba argumentos para prohibir esas mismas ventas, utilizando argumentos tan sofisticados que solo los alumnos más avanzados podían entenderlos. Sahnun estudió el libro con él y quedó impresionado, pero a nadie más le importaba. Un día Ibn al-Qasim le explicó la razón. Dijo: “Oh Abu Sa’id, ¿cómo ves este libro? Allah no lo ha bendecido, pues lo escribí con espiritú competitivo y para presumir, y no lo hice por Allah”. Sahnun comentó años despues: “Nadie lo quiso estudiar conmigo ni se benefició de él, ni nadie nunca me preguntó nada sobre esos temas tan precisos (que había en el libro). Así fue que supe que dijo la verdad, y que su percepción era a traves de la luz de Allah.”

Los Mudawwanis y los Wadihis

La escuela maliki tiene cuatro textos fundamentales de fiqh, que son:

  1. La Mudawwana de Sahnun, sabio tunecino de Qayrawan, quien tomo todo el fiqh del libro de Ibn al-Qasim. Desde muy temprano fue considerado el texto más importante en fiqh maliki aunque solo representa el fiqh de Malik según Ibn al-Qasim.
  2. La Wadiha de ‘Abdul Malik Ibn Habib, sabio córdobes experto en fiqh, lengua, historia, hadiz, medicina y más cosas. Ibn Habib toma mucho de ‘Abdul Malik Ibn al-Mayishun y otros sabios de Madina, como Mutarrif bin ‘Abdullah.
  3. La Mustajraya de Muhammad al-‘Utbi, conocida como la ‘Utbiya. Este texto recoge diferentes narraciones de fiqh, del imam Malik, de Ibn al-Qasim y de Sahnun, y también de sabios andalusíes como Yahya bin Yahya e Isa bin Dinar.
  4. La Mawazziya, libro recopilado por Muhammad bin al-Mawwaz de Alejandría, quien fue alumno de Ibn al-Mayishun y otros.

En estos libros hay dos tendencias:

  1. Por un lado, la tendencia de Ibn al-Qasim y Sahnun, que es dominante en la Mudawwana y la Mustajraya. Esta tendencia se preocupa más que nada por la transmisión fiel de los dichos del imam y desarrolar sus dichos para deducir más cuestiones legales.
  2. Por otro lado, la tendencia de Ibn al-Mayishun e Ibn Habib, que es dominante en la Wadiha y la Mawaziyya. Esta tendencia se preocupa más por ligar las opiniones de Malik al Qur’an y los hadices, y se preocupa más en deducir cuestiones legales basándose en los principios de Malik que en sus propios dichos.

Esta divergencia entre las dos tendencias queda muy remarcada en el libro de al-Walid bin Bakr, quien nos trae muchas anecdotas que ayudan a entender porque las divergencias existieron, el conflicto que hubo entre ambas tendencias, y como la tendencia de Ibn al-Qasim y Sahnun llegó a tener el monopolio en al-Andalus. Él llama a los que siguen la tendencia de Ibn al-Qasim y Sahnun Mudawwanis , y quienes siguen la tendencia de Ibn al-Mayishun e Ibn Habib Wadihis.

Al-Walid bin Bakr claramente simpatiza con los Wadihis, y menciona que ya desde los tiempos de Ibn Habib, los Mudawwanis utilizaron el favor real y el poder político para que los Wadihis no consiguiesen popularidad. La tensión entre ambas ramas de la escuela maliki -particularmente en el magreb y al-Andalus- es un tema recurrente en el libro, y algunas anecdotas son bastante tristes. Por ejemplo, menciona (pp.152-3) que un jurista maliki decían que se podía orinar sobre cualquier libro de fiqh maliki menos la Mudawwana. Cuando algo preguntó si se podía orinar sobre la Mudawwana, este jurista maliki dijo: “Ese es el libro que más merece ser orinado encima”.

La impresión que da el libro es que los Mudawwanis eran tan fanáticos que uno no puede sino preguntarse: ¿se habría atrevido al-Walid bin Bakr a escribir este libro si hubiese vuelto al magreb o al-Andalus? Creo que no. Pero el hecho de que nuestro autor zaragozano estuviese lejos de sus raíces en el lejano oriente significa que pudo escribir de manera abierta y crítica, sin preocuparse por herir sensibilidades poderosas.

Conclusión

Este libro ameno, entretenido, con anécdotas espirituales, graciosas y tristes, es una ventana a un tiempo pasado muy antiguo que todavía influye sobre nuestra historia. No todo es positivo, pero no nos conviene imaginar el pasado más pefecto de lo que fue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s